Un producto con una compleja articulación

¿Por qué se ve cada día más cerca la emisión de eurobonos?

La espiral destructiva que ha tomado la crisis de deuda soberana en Europa parece no tener fin. El BCE se ha visto obligado a comprar deuda española e italiana para rebajar tensiones en el mercado pero sus intervenciones no son la respuesta definitiva pues no tiene mandato para ello. El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF en inglés) tampoco ha servido para frenar el contagio y su dotación actual, se espera una capacidad efectiva de 440.000 millones este otoño, resultaría insuficiente para rescatar a países como Italia o España. Se podría aumentar su capacidad pero ello dispararía el endeudamiento de Francia y podría poner en peligro su preciada triple A, lo que no haría más que fomentar la especulación en el mercado. Quienes abogan por los eurobonos ven en ellos unas solución más definitiva pues implicaría también la creación de un cuerpo económico único que solventaría uno de los principales problemas con los que nació el euro.

¿Por qué hay tanta reticencia en Alemania?

Por el coste que supondrá en materia de tipos de interés, algunos estiman que pueda llegar a ser el 1,9% del PIB. Deben decidir si una ruptura del euro es más costosa que la factura de emitir eurobonos ya que la vuelta al marco, por ejemplo, supondría un duro golpe a las exportaciones, uno de los motores de su economía.

¿Cuál es la principal pega de los eurobonos?

La articulación técnica. Europa es como un transatlántico a la hora de tomar decisiones y además de los obstáculos burocráticos, se presentan numerosas dudas sobre su implementación. ¢¿Qué se hará con los bonos ya emitidos? ¿Cómo articularía cada país su calendario de emisiones? ¿Cómo se repartiría la tarta de la financiación? ¿Cómo se orquestarían los elementos penalizadores a quienes no cumplan los objetivos?¢, son solo algunas de las dudas, según explica Miguel Ángel Bernal, profesor del IEB. A la espera de su llegada, solo se pueden esperar soluciones intermedias como la puesta en marcha del EFSF.