El grupo de la familia Entrecanales negocia el cierre de un consorcio con el operador alemán Fraport

Acciona y FCC se suman a la puja por los aeropuertos de Barajas y El Prat

Acciona y FCC van a rivalizar con Abertis y Ferrovial, entre otros operadores aeroportuarios, por las concesiones de Barajas y El Prat. La compañía de los Entrecanales se ha aliado con el gran especialista alemán en este sector, Fraport; mientras, FCC cerraba a última hora de ayer su consorcio. Fuentes del sector aseguran que Ferrovial hará equipo con uno de sus socios en BAA.

Las cartas que están jugando las compañías de infraestructuras comenzaron a ponerse boca arriba el viernes en lo que toca a los concursos de concesión de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Ferrovial y Abertis son dos jugadores fijos desde que el Gobierno decidió la privatización durante los próximos 20 años. Y en las últimas horas se ha sabido que dos de sus rivales españoles, Acciona y FCC, también van a estar en la línea de salida.

Este lunes concluye el plazo para que las interesadas presenten sus credenciales económicas y técnicas para demostrar capacidad al Gobierno de cara a quedarse con las joyas de la corona de Aena. Una vez conseguida la precalificación, podrán ofertar.

Uno de los tapados, Acciona, barajaba alianzas el viernes con operadores y fondos de inversión. Fuentes cercanas a las negociaciones daban las máximas posibilidades a la opción germana que representa Fraport. En su cesta de activos figuran 13 aeropuertos de la magnitud de Fráncfort y Hanóver (Alemania), Delhi (India), El Cairo (Egipto), Lima (Perú), San Petersburgo (Rusia) o el chino Xi'an Xianyang. En total, 53 millones de pasajeros atendidos al año.

FCC 11,38 -0,87%
ACCIONA 93,85 0,59%

FCC, por su parte, también ha decidido presentarse a la precalificación. No así su concesionaria Globalvía, en cuyo capital se encuentra también Caja Madrid, que tendría descartado acudir al concurso promovido por Aena.

Otra firma que se decanta por calificarse, sin tener decidida aún su presencia en las fases vinculantes, es OHL. Villar Mir está dispuesto a crecer en el sector aeroportuario, aunque está examinando con mayor detenimiento las posibilidades del mercado brasileño.

A partir de aquí, se da por descontada la participación de Abertis junto a uno de sus accionistas, el fondo CVC; y la intención de pujar de Ferrovial. En los cuarteles generales de esta última se guarda secreto sobre los compañeros de viaje en el proceso. La información que manejaba el mercado el viernes era que Ferrovial presentará su candidatura junto a alguno de sus socios estables en otras concesiones. En la operadora aeroportuaria BAA, la española comparte capital con el fondo soberano GIC, dependiente del Estado de Singapur, y con Caisse de Dépot et Placement du Québec.

Otra entidad relacionada en los últimos tiempos con Ferrovial e interesada en Barajas y El Prat es GIP, fondo participado por Credit Suisse y General Electric que se hizo con el aeropuerto de Gatwick a finales de 2009, comprándoselo a la propia Ferrovial. Aéroports de Paris también será rival entre los operadores que pretenden invertir en la primera concesión de Aena.

Del resto de gigantes españoles de las infraestructuras, Sacyr está con toda la atención puesta en Repsol y ACS, de la que fuentes solventes aseguran que no va a tomar parte en el concurso, ultima la desinversión en el negocio aeroportuario de Hochtief.

Pese al interés de la industria, la voz de las empresas es unánime a la hora de meter presión al Gobierno para que rebaje sus pretensiones recaudatorias. El operador de Barajas deberá poner un mínimo de 3.700 millones de canon inicial, por los 1.600 millones que cuesta El Prat. A partir de ahí, Aena recibirá un canon anual equivalente al 20% de la facturación de cada aeropuerto, con una cantidad mínima garantizada. Se sabe ya que en 2012 el pago por Madrid será de 150 millones, mientras que Barcelona requiere 80 millones.

Fuertes garantías

Las empresas que el lunes presenten sus candidaturas a Barajas y El Prat deberán demostrar ante Aena que tienen activos por más de 3.000 millones en su balance y que participan en el sector aeroportuario gestionando más de 25 millones de pasajeros al año.