37 edición del Foro Ambrosetti

Trichet insiste: Italia debe cumplir con su objetivo de reducción de déficit

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha insistido en la necesidad de que Italia cumpla con las medidas anunciadas a principios de agosto para la reducción del déficit y lograr así el equilibrio presupuestario para 2013.

Así lo ha manifestado Trichet durante su participación en la 37 edición del Foro Ambrosetti, la reunión anual sobre asuntos económicos y de política internacional que se celebra en Cernobbio, junto al lago de Como, en el norte de Italia.

El presidente del BCE reiteró que es "decisivo" para Italia que las medidas planteadas por el Ejecutivo de Silvio Berlusconi a principios de agosto "sean confirmados e implementadas".

Asimismo, aseguró que dichas medidas son consideradas por la institución que dirige como "muy importantes" en el objetivo de reducir el déficit y mejorar la "flexibilidad de la economía italiana".

"Esto es decisivo para consolidar y reforzar la calidad y la credibilidad de la estrategia italiana" y su "fiabilidad crediticia".

Trichet ya se pronunció en esta misma línea en una entrevista publicada ayer por el diario económico Il Sole 24 Ore en la que subrayó la importancia de llevar a cabo los objetivos anunciados por el Ejecutivo italiano sobre la reducción del déficit y de mejora y flexibilización de su economía.

El Gobierno conservador del primer ministro Silvio Berlusconi anunció el pasado 5 de agosto un paquete de medidas y reformas económicas destinadas a calmar la inquietud de los mercados sobre las finanzas públicas de Italia.

Entre esas nuevas medidas se contemplaba la liberalización del mercado empresarial, la introducción de la exigencia del equilibrio presupuestario en la Constitución y el anticipo de ese objetivo de déficit próximo al cero en 2013.

El nuevo plan de ajuste presupuestario por valor de 45.500 millones de euros para el próximo bienio fue aprobado en Consejo de Ministros el pasado 12 de agosto y esta semana ha empezados su tramitación parlamentaria para su ratificación.

Sin embargo, en estas dos semanas se han sucedido las modificaciones en las medidas anunciadas inicialmente, lo que ha despertado las dudas sobre la obtención del objetivo de equilibrio presupuestario para 2013, aunque desde el Ejecutivo se ha insistido en que, pese a los cambios, el saldo final del plan no se ha visto alterado.