Se preveían 75.000 trabajos nuevos

La economía de EE UU no creó empleo en agosto

Malas noticias desde EE UU. La economía no fue capaz de crear empleo en agosto, mientras que el consenso de mercado esperaba en torno a 70.000 puestos de trabajo nuevos. La tasa de paro se mantuvo en el 9,1%.

El pasado mes de agosto, la economía estadounidense no creó empleo, lo que supone un fuerte frenazo respecto a las previsiones, según el informe de empleo no agrícola publicado por el Departamento de Trabajo. El consenso de analistas consultados por Reuters apuntaba la creación de en torno a 75.000 puestos de trabajo y el de Bloomberg, unos 68.000.

Esta es la primera vez desde febrero de 1945 que el Gobierno informa de que no ha habido cambios en la cifra de empleo neto y por tanto en el índice de desempleo. La tasa de paro se mantuvo invariable en el 9,1%.

El estancamiento del mercado de trabajo tiene un motivo puntual, que fue la huelga registrada en Verizon y que contribuyó a la destrucción de 45.000 empleos.

Además, el dato de empleo de junio y julio se revisó a la baja, con 58.000 puestos nuevos menos de lo inicialmente estimado. Así la cifra revisada de julio se situó en 85.000 en lugar de los 117.000 iniciales, y en junio, en 20.000 en vez de los 46.000 empleos nuevos estimados en un principios.

Los economistas calculan que el país necesita agregar unos 150.000 puestos de trabajo cada mes para mantenerse al día con el crecimiento de la población activa, pero a causa de las crisis se necesita un crecimiento aún mayor para recuperar los millones de empleos perdidos.

Estados Unidos tiene 14 millones de desempleados, una cifra que apenas ha variado desde el pasado mes de abril.

El único sector que generó empleos fue el de la salud con 30.000 nuevos puestos, mientras que en el sector público se destruyeron 17.000 y en el resto apenas se registraron cambios.