Galaxy Note y Galaxy Tab 7.7

Samsung responde a Sony con dos nuevas tabletas

Se abre oficialmente la batalla en el mercado de las tabletas. Tras la presentación ayer de los dos primeros modelos de Sony, Samsung no ha querido ser menos y ha desvelado sus nuevas Galaxy Note y Galaxy Tab 7.7 en la feria IFA de Berlín.

El mercado de las tabletas toma otra dimensión tras los primeros anuncios de la feria de tecnología IFA que se celebra en Berlín. Si ayer era Sony la que presentaba sus dos primeros dispositivos en este segmento, con la intención de alcanzar a Samsung como alternativa a la hegemonía de Apple, hoy ha sido el fabricante surcoerano el que ha presentado sus cartas: las nuevas Galaxy Note y Galaxy Tab 7.7.

La primera de ellas es una tableta con una pantalla de 5,3 pulgadas de alta definición Super AMOLED, que según Samsung proporciona una claridad superior a los dispositivos HD convencionales y es la pantalla de alta definición más grande y de mayor calidad de todo el mercado. Su grosor es de 9,65 milímitros, e incorpora un procesador de doble núcleo de 1,4 GHz. Su sistema operativo es Android, en su versión 2,3, y posee una cámara de ocho megapíxeles con flash LED.

La otra novedad, la Galaxy 7.7, es la primera en incorporar una pantalla Super AMOLED plus, un nuevo desarrollo en las pantallas que fabrica Samsung, de 7,7 pulgadas, aunque a diferencia de la Note no es de alta definición, aunque sí ofrece una gran resolución. También es uno de los dispositivos más ligeros del mercado: su grosor es de 7,89 milímetros y pesa tan sólo 335 gramos. Al igual que la Note, su procesador es de doble núcleo y 1,4GHz. Su sistema operativo es el Android 3.2, que ha sido optimizado para trabajar en una pantalla de siete pulgadas.

Las apuestas de Sony

El gigante de la electrónica Sony, creador del Walkman y la Playstation, quiere recuperar su corona en la electrónica de consumo y se ha sumado al imparable negocio de las tabletas. La compañía desveló ayer en la feria tecnológica IFA de Berlín los detalles sobre la comercialización de sus dos primeros tablets, presentados en primera instancia el pasado mes de abril.

El modelo Tablet S, de 9,4 pulgadas, llegará a Europa en septiembre a 479 euros. Se trata de una tableta típica con única pantalla de 9,4 pulgadas y destinada a los contenidos online y multimedia, y que permite la visualización de contenidos en alta definición. La 'P' pretende ser la tableta más revolucionaria del mercado por su diseño, con dos pantallas de 5,5 pulgadas que se pliegan a la hora de transportarlo. La existencia de dos pantallas permite usos diferentes en cada una de ellas. Estará disponible a partir de noviembre por 599 euros.

Pese a que los tablets de Sony llegan un año y medio después que el iPad y casi un año después del GalaxyTab de Smasung, la firma japonesa quiere ser número dos de este mercado en 2012. Su consejero delegado, Howard Stringer, se mostró convencido de que no gana el primero que llega "sino el que mejor lo hace".

Ambos dispositivos utilizarán el sistema operativo Android 3.0, y podrán usarse como control remoto universal para varios equipos audiovisuales, entre ellos los televisores Bravia. Además, permitirán el acceso a juegos de la PlayStation.

Analistas consultados por Reuters consideran que la empresa afronta un importante reto al llegar tarde a este mercado emergente y no ser especialmente competitiva en precio, puesto que los nuevos productos tendrán un coste similar a los modelos más bajos del iPad.

Por otra parte, sony también anunció la fusión de sus redes de entretenimiento de música, vídeo y juegos bajo la marca Sony Entertainment Network.