Trabajo tiene hasta fin de año para desarrollar la formación

Jóvenes con empleo y contrato, pero sin cursos

Jóvenes con empleo y contrato, pero sin cursos
Jóvenes con empleo y contrato, pero sin cursos

Los departamentos de recursos humanos de las empresas pueden suscribir desde hoy mismo el nuevo contrato de formación y aprendizaje para jóvenes de entre 16 y 30 años, parados y sin cualificar. Esto es posible tras la publicación ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del real decreto-ley sobre medidas laborales aprobado el viernes por el Consejo de Ministros.

Ahora bien, todos estos jóvenes podrán tener un trabajo que les ocupe el 75% de su jornada pero ¿dónde van a ir a formarse en el 25% de la jornada restante?, tal y como prevé la nueva ley.

Pues esta respuesta aún no está clara. Según el decreto publicado en el BOE, los cursos formativos que se alternen con un empleo retribuido deberán impartirse en un centro "reconocido para ello por el sistema nacional de empleo".

En concreto, la norma especifica los siguientes centros: aquellos integrados públicos y privados concertados de formación profesional; los del sistema educativo que ofertan formación profesional; los Centros de Referencia Nacional; los públicos del Sistema Nacional de Empleo; y los privados acreditados del Sistema Nacional de Empleo que ofertan formación profesional para el empleo.

Pero ninguno de estos centros tiene aún programas ni cursos específicos que impartir a los jóvenes con el nuevo contrato formativo, en vigor desde hoy. Es más, según el texto legal el Gobierno tendrá de plazo hasta el 31 de diciembre de este año para desarrollar un reglamento que estipule "el sistema de impartición y las características de la formación de los trabajadores en los centros formativos (...) en un régimen de alternancia con el trabajo efectivo". Igualmente, será este reglamento el que diga cómo se reconocerá y acreditará la formación recibida por estos jóvenes trabajadores.

Para redactar dicho texto reglamentario, la ley obliga al Ejecutivo a que haga una consulta previa a las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.

De esta forma, fuentes empresariales admiten que se inicia un periodo de "cierta inseguridad" a la hora de utilizar estos nuevos contratos hasta que los responsables del Ministerio de Trabajo no elaboren las reglas concretas de esta figura contractual.

En cuanto a otros detalles del decreto publicado ayer en el BOE, este precisa que los jóvenes que ya tenían un contrato de formación se regirán por la ley vigente hasta ayer y no disfrutarán de las nuevas reglas.

Consulta nuestros cursos disponibles

Las nuevas medidas laborales, en el aire

Todas las novedades laborales del real decreto publicado ayer por el BOE están en vigor desde hoy mismo. Si bien, esta norma todavía debe ser convalidada por el Congreso de los Diputados en el plazo de 30 días y nuevamente publicada por el Boletín Oficial del Estado.

Para ello, el Gobierno deberá conseguir los apoyos parlamentarios necesarios o, de lo contrario, el Decreto deberá derogarse y todas las normas incluidas en el texto (nuevo contrato de formación; encadenamiento libre de contratos temporales o prórroga de la ayuda de 400 euros, entre otros) dejarían de estar en vigor.

Fuentes cercanas al Ejecutivo temen que para recibir el apoyo ya sea de los nacionalistas o la abstención de los populares tengan que "pagar un peaje" en la tramitación de la reforma de la negociación colectiva, ahora en el Congreso.