Se pretende mantener la españolidad de Repsol

Sebastián se reúne con Pemex tras su acuerdo con Sacyr

El presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, y el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez, han trasladado al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, "plenas garantías" de que ambas compañías pretenden mantener la españolidad de Repsol, de la que pasarán a controlar el 29,8% de su accionariado.

Según indicaron fuentes de este departamento, la reunión que han mantenido esta misma mañana los dirigentes empresariales con el ministro, a la que también ha asistido el embajador de México en España, Jorge Zermeño, ha sido muy satisfactoria para el Gobierno, dado que tanto Sacyr como Pemex se han comprometido con el titular de Industria a mantener la esencia española de Repsol, la principal petrolera de España.

Las mismas fuentes señalaron que el Gobierno es "neutro" en esta operación, como corresponde en cualquier economía de mercado, pero sí destacaron la relevancia que concede a la operación tanto por la importancia económica como estratégica que tiene Repsol para la economía española.

Antes de comenzar la reunión, Sebastián ha enmarcado la misma en el interés del Gobierno de contar con algo más de información acerca de la operación, si bien ha dejado claro que el Ejecutivo "no opina ni interviene" en operaciones empresariales y que lo único que le preocupa es "garantizar" la españolidad de Repsol, una empresa "muy importante", con carácter "estratégico" y que hasta ahora "ha sido muy bien gestionada".

Así, ha asegurado que el Gobierno "da la bienvenida" a una operación "dentro de la legalidad" que aumente el potencial de la petrolera, pero siempre "garantizando su españolidad".

Sacyr, máximo accionista de Repsol, con el 20,01% de capital, y Pemex, que controla el 4,81% de la petrolera, han acordado sindicar los derechos de voto de sus participaciones, así como que la compañía estatal mexicana compre un 5% más antes de un mes.

Ambas compañías pasarán a controlar el 29,8% del capital de Repsol y rozarán el limite del 30% que les obligaría a lanzar una opa por el cien por cien de la petrolera.

Según el acuerdo, Sacyr y Pemex ven conveniente separar las funciones del presidente del Consejo de Administración y del primer ejecutivo de la petrolera, cargos que ahora recaen en Antonio Brufau, cuya gestión ha sido cuestionada públicamente por Del Rivero.

En el documento publicado ayer, Sacyr y Pemex expresaron su intención de mantener Repsol como una "compañía de bandera española independiente y líder en el sector energético".