Datos a 30 de junio de 2011

Las reclamaciones al Banco de España se duplican desde que comenzó la crisis

El Servicio de Reclamaciones del Banco de España recibió 14.760 escritos de reclamaciones o quejas en 2010, lo que supone 2,5 veces más que en 2007, año en el que comenzó la crisis, y cuando alcanzaron los 5.736.

Según la Memoria del Servicio de Reclamaciones del Banco de España correspondiente a 2010, en este año se recibieron 32.897 consultas, de las que 3.368 fueron escritas y 29.529 telefónicas.

Si se comparan estos datos con 2009, el número de consultas de redujo el 24,1 %, en tanto que las reclamaciones crecieron el 8,2 %.

La citada memoria también indica que en 2010, los dos grupos de entidades que absorbieron mayor número de reclamaciones fueron los bancos, que representan el 68,6 % del total, y las cajas de ahorros, el 20 %.

En este sentido, el Banco de España precisa que en la elaboración de dicha memoria se han tenido en cuenta los datos societarios de las distintas entidades a 30 de junio de 2011.

Manifiesta que hay que tener en consideración el proceso de fusiones y transformaciones societarias en las que han participado muchas de las entidades españolas.

De este modo, "se complica el análisis temporal de los datos, quedando desvirtuada, en concreto, la comparativa entre las reclamaciones de 2010 y las del ejercicio anterior", dice.

Según la clasificación de la citada memoria, Novocaixa, Bankinter y Barclays figuran como las entidades contra las que se ha tramitado un mayor número de reclamaciones.

En el caso de Novocaixa señala que se trata del resultado de la fusión de dos entidades, por lo que el número de reclamaciones, deriva de la suma de las reclamaciones de cada una de ellas.

El informe también indica que en 2010 se emitieron 5.887 informes, de los cuales 2.679 fueron favorables a los intereses de los reclamantes y 2.690 lo fueron a las entidades.

Las materias que tuvieron una "especial relevancia" fueron las liquidaciones de préstamos, los problemas en la concesión, formalización y novación de créditos, la introducción de cláusulas suelo en las hipotecas, los instrumentos de cobertura del riesgo de tipo de interés o el cobro de intereses relacionado con el uso de tarjetas de crédito, entre otras.

Por comunidades, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla y León y Galicia son las que absorbieron un mayor número de reclamaciones, representando el 73,7 %.