Ford, Renault y Nissan, principales fabricantes

La producción española de motores y cajas de cambio aumentó un 20%

Las fábricas de automóviles en España aumentaron en 2010 su producción de motores un 22,3% respecto al pasado año, alcanzando los 1,26 millones. Respecto a las cajas de cambio, el crecimiento fue algo superior, hasta el 24%. Renault, Nissan y Ford son las marcas que montan este tipo de complementos en las plantas españolas.

Las fábricas españolas de automóviles no solo producen vehículos; también montan motores y otras piezas, especialmente cajas de cambios, que las marcas instalan posteriormente en otras plantas repartidas por todo el mundo. Y su comportamiento ha sido notablemente mejor que la producción de vehículos. Así, según los datos de la patronal de fabricante de automóviles (Anfac), se fabricaron en España 1.261.119 motores durante 2010 (último dato disponible) lo que supone un crecimiento del 22,3% respecto a los 1.031.456 motores de 2009. Un incremento que duplica el de la producción de coches, pues durante 2010 se produjeron en las planta españolas 2,38 millones de unidades, lo que implica un crecimiento del 10% respecto a las unidades montadas durante el año 2009.

Algo mejor fue la producción de cajas de cambio en España, casi en su totalidad procedentes de Renault. Durante el pasado año se fabricaron un total de 953.094 cajas de cambio, según los datos de la patronal de fabricantes de automóviles, con un incremento del 24% respecto a las 768.652 cajas que salieron de los puertos españoles en 2009.

Para la exportación

Tres son los grupos que fabrican motores en España: Ford en sus instalaciones valencianas de Almussafes; el grupo francés Renault en su fábrica de Valladolid y la japonesa Nissan en su planta de Barcelona. Respecto a las cajas de cambio, la factoría más representativa es la de Sevilla de Renault que realiza estas piezas indistintamente para las marcas del grupo (Renault y Dacia) como para las de Nissan, fabricante en el que el constructor francés tiene una participación accionarial. De hecho, la factoría sevillana acumula casi en su totalidad las cajas de cambio que se producen en España. Fuentes de Renault explican que el 40% de las cajas de cambio que monta el grupo galo en todas sus unidades se producen en la factoría andaluza.

Una gran parte de los motores y las cajas de cambio se destinan a la exportación. Según los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, las ventas al exterior de componentes aumentaron el primer trimestre un 25,8%, hasta 1.780 millones de euros, mientras que las importaciones lo hicieron un 23%, hasta los 2.924 millones de euros. España es uno de los principales productores de componentes del mundo.

El fuerte tirón de la planta de Renault en Tánger

La construcción de una nueva planta del grupo Renault, en este caso en el puerto marroquí de Tánger, supondrá un espaldarazo a las factorías de la marca en España, tanto para la de Valladolid que monta motores, como para la sevillana encargada especialmente de cajas de cambio.

Fuentes del grupo francés consideran que los suministros de motores y cajas de cambio, además de otras piezas de recambio para la planta magrebí, procederán de las factorías españolas dada la proximidad. Desde Sevilla, pueden sacar su producción directamente por barco a través del Guadalquivir descargando en la planta de Tánger, ubicada en los terrenos del puerto, sin necesitar más transporte. Y desde Valladolid, existe una conexión directa con la instalación sevillana, abaratando la logística.