La cifra de negocio del grupo crece ligeramente, hasta los 16.413 millones

El Corte Inglés consigue aumentar su cuota de mercado pese a la crisis

El Corte Inglés ha realizado un importante esfuerzo de gestión con el que ha logrado mejorar su cuota de mercado, pese al estancamiento de la actividad económica y la debilidad de la demanda interna, con una cifra de negocio que llegó a los 16.413,4 millones de euros en su ejercicio fiscal de 2010, lo que supone una mejora del 0,35%.

Isidoro Álvarez, presidente del grupo El Corte Inglés, a las puertas de la Fundación Ramón Areces
Isidoro Álvarez, presidente del grupo El Corte Inglés, a las puertas de la Fundación Ramón Areces

En un entorno marcado por el estancamiento de la actividad económica y una demanda interna débil, con un gasto de los hogares en retroceso, El Corte Inglés ha mantenido su posición en el último ejercicio fiscal, cerrado el 28 de febrero. Así, el grupo ha sido capaz de incrementar ligeramente su cifra de negocio, que creció un 0,35%, hasta los 16.413,42 millones de euros. Un avance que ha venido impulsado por los ingresos procedentes de la prestación de servicios, que se incrementaron un 8,5%.

Con estas cifras, y en un contexto en el que el volumen de ventas del conjunto del comercio minorista retrocedió por tercer año consecutivo, un 1,5%, la compañía ha conseguido aumentar de su cuota de mercado.

En la junta de accionistas de la compañía, celebrada ayer en Madrid, el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, advirtió que las dificultades del entorno se mantienen en lo que va de 2011 pero subrayó que el grupo está en condiciones de darles respuesta. "Hemos seguido demostrando flexibilidad y capacidad de adaptación a las nuevas necesidades del consumidor, con una propuesta comercial innovadora, una política de precios ajustada, lanzamiento de promociones y ventajosas condiciones de financiación", resumió.

Sus grandes almacenes mejoran un 2,3% los resultados y mantienen las ventas

El grupo cerró su ejercicio con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 1.017,6 millones, un 4,6% menos que en 2009, y con un retroceso en el beneficio neto consolidado del 13,5%, hasta los 319,41 millones, provocado en parte por un mayor peso impositivo, según explicaron desde la empresa.

El esfuerzo hecho en la gestión para hacer frente a la actual situación económica también se ha traducido en un fortalecimiento de los fondos propios, que crecieron un 2,7%, hasta 8.040 millones, y en un aumento del 1,2% de los activos totales, hasta los 17.953,05 millones. La relación entre deuda y fondos propios es de 0,4 y entre deuda y activos totales, de 0,1, según la compañía.

Defensa del modelo

Por líneas de negocio, los grandes almacenes siguen siendo el buque insignia. El formato Corte Inglés mantiene su fortaleza como modelo de negocio y es la línea de mayor aportación al consolidado (58,6%), con unas ventas de 9.612 millones, cifra similar a la de 2009, y un beneficio que mejoró un 2,3%, hasta los 392,4 millones de euros.

En su intervención de ayer, Álvarez quiso recalcar la vigencia del gran almacén, "capaz de responder a todas las exigencias del público". "Subrayo su fuerza competitiva como especialista, suma de auténticas tiendas especializadas en todos los productos que tiene a la venta .... Y destaco su valor como centro de moda, donde se dan cita el mejor diseño, las últimas tendencias y los modelos más actuales", apostilló.

El presidente hizo una defensa global del modelo de negocio del grupo, con una oferta basada "en la diferenciación, la especialización, la variedad, la categoría y la calidad". "Reafirmamos nuestra absoluta confianza en nuestro modelo de empresa, que está en condiciones de cubrir todos los flancos del mercado con sus diversos formatos", aseveró.

En la junta, celebrada ayer en la sede de la Fundación Ramón Areces, los asistentes aprobaron los acuerdos que se sometieron a votación, dando luz verde a las cuentas anuales así como al informe de gestión del consejo de administración.