Las Bolsas reciben 340.000 millones de papel nuevo en 2011, récord desde 2007

Loterías desafía las turbulencias y se prepara para debutar

En lo que va de 2011 se han cerrado 3.531 salidas a Bolsa por 490.496 millones de dólares (unos 340.000 millones de euros), una cifra desconocida desde hace cuatro años. En España, Loterías se dispone a debutar a la vuelta del verano, pese a las turbulencias.

El año 2011 ha significado un cambio de tendencia en el volumen de papel nuevo que han recibido las Bolsas de todo el planeta. Entre enero y lo que va de agosto, han llegado acciones valoradas en 490.496 millones de dólares (unos 341.000 millones de euros), unos 60.000 millones de dólares más que en el mismo periodo del año pasado, según datos de Dealogic. También se recupera la tendencia positiva en cuanto al número de operaciones de salida, llegando a una cifra de 3.531, la mayoría en forma de ampliaciones de capital.

Sin embargo, no puede decirse lo mismo en el caso de las cancelaciones; es decir, los proyectos de salida a Bolsa que finalmente se retiran por falta de demanda. En lo que va de ejercicio, se han frustrado 291 operaciones, el peor dato en los últimos 12 años. Hasta este mes de agosto, se cancelaron operaciones de salida por un volumen de 60.807 millones de dólares (unos 42.000 millones de euros), una cifra en la misma línea que en el año anterior aunque ligeramente por debajo.

De los 490.496 millones de dólares de nuevo papel que ha iniciado su cotización en Bolsa durante este año, más del 60% se dieron a través de ampliaciones de capital de compañías ya cotizadas o de Ofertas Públicas de Suscripción (OPS). Otro 27% procedieron de Ofertas Públicas de Venta (OPV), en las que los accionistas de las empresas venden sus títulos con el objetivo de que comiencen a cotizar. El 13% restante provino de bonos convertibles en acciones.

Sin embargo, en cuanto a las cancelaciones, la fórmula elegida para salir a bolsa que más operaciones suspendidas contabilizó fue la OPV: casi el 70% de ellas fue retirada. Prácticamente otro 30% derivó de ampliaciones de capital frustradas y, en último lugar, se encuentra el caso de los bonos convertibles, que apenas representan un 1% de las operaciones no ejecutadas finalmente.

Movimientos en España

Pocos movimientos en nuestro país En España, fueron seis los casos de empresas que hasta agosto decidieron comenzar a cotizar. Las seis operaciones supusieron una inyección de acciones valoradas en 3.679 millones de euros, de los que 3.670 millones procedieron de Bankia y Banca Cívica. Los nueve millones de euros restantes provienen de de la salida de otras cuatro empresas minúsculas en comparación: Secuoya, Griño Ecologic, Ab-Biotics y Eurona Wireless Telecom. Ignacio Cantos, Director de renta variable de Atlas, asegura que se trata de "una situación coyuntural" propiciada por el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) al "admitir empresas de pequeña cotización".

No obstante, estas salidas al mercado se producen "a cuentagotas" cuando el MAB "está preparado para gestionar seis salidas al mes" afirma Marta Campello,de Abante Asesores. Es necesario que las salidas que se anuncien sean tan suculentas como para "despertar el apetito a los inversores", dada la situación económica actual en la que "el panorama general no es bueno" y los operadores "apenas tienen dinero para invertir".

De aquí a final de año el escenario no será mucho más alentador. Según los expertos consultados, antes de final de año debería producirse la salida de Loterías y Apuestas del Estado, así como de OHL Concesiones y Mare Nostrum, que enviará esta semana un borrador de su folleto a la CNMV.

Sin embargo, los calendarios definitivos serán elaborado en función a "la situación de los mercados" para evitar lo que ya sucedió a Atento. La filial de atención al cliente de Telefónica, retiró su OPV en junio -después de haber atrasado en un primer momento- al no conseguir una demanda suficiente y alegando la desfavorable situación de los mercados de renta variable.