Beneficio de 339 millones

Crédit Agricole gana un 10,6% menos por su exposición a la crisis griega

El banco francés Crédit Agricole anunció hoy que en el segundo trimestre del año registró un beneficio neto de 339 millones de euros, un 10,6% menos que en el mismo período de 2010, como consecuencia de su exposición a la crisis griega a través de su filial helena Emporiki.

Crédit Agricole había comunicado el pasado mes de julio que la crisis griega tendría un impacto en la entidad de 850 millones de euros y avisó de que en los resultados del segundo trimestre insertaría una nueva depreciación de 359 millones de euros sobre Emporiki.

A pesar del impacto de la situación en Grecia, el banco francés logró un beneficio neto semestral de 881 millones de euros, solo un 1,8% inferior al registrado en la primera mitad de 2010.

En el segundo trimestre, el producto neto bancario alcanzó los 5.531 millones de euros, un incremento del 1,1% con relación al mismo período del año anterior, mientras que entre enero y junio éste se elevó hasta los 10.835 millones de euros, es decir, un 5,3% más y un nivel "histórico", según la entidad de crédito. La banca de proximidad fue la responsable de un 60% de los ingresos del banco.

El resultado bruto de explotación alcanzó los 4.200 millones de euros en el primer semestre de 2011, lo que representa un incremento del 13,5%.

El banco comunicó además que mantiene una reserva de más de 120 millones de euros "de cara a la actual crisis de liquidez".

Ante el empeoramiento de la crisis en Grecia, Crédit Agricole abandonó pretensión de hacer que su filial griega Emporiki vuelva a situarse en beneficios, aunque no fijó un nuevo objetivo.

Sin embargo, sí que mantiene sus objetivos financieros en el horizonte de 2014, cuando espera lograr un beneficio de entre seis y siete mil millones de euros e ingresos de 25.000 millones de euros.