La familia Ruiz-Mateos ha sido apartada de la gestión

El juez declara el concurso de Cavas Hill, del grupo Nueva Rumasa

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona ha declarado en concurso voluntario de acreedores (antigua suspensión de pagos) a la empresa Cavas Hill, elaboradora de cavas y de vinos amparados en la Denominación de Origen Penedès, propiedad de Nueva Rumasa.

La familia Ruiz-Mateos ha sido apartada de la gestión, al decidir el juez la suspensión de sus facultades de administración y disposición sobre el patrimonio, según el auto de declaración del concurso dictado el 7 de julio. Con este procedimiento, la práctica totalidad de las empresas propiedad de Nueva Rumasa se encuentra en la actualidad en concurso de acreedores, tanto en las divisiones de alimentación y bebidas como en el negocio hotelero, a los que se suman algunas sociedades patrimoniales.

Esta empresa no es la única del grupo de cuya gestión se ha apartado a la familia Ruiz-Mateos. Las autoridades han hecho lo propio con los hoteles de Hotasa en Baleares, Grupo Dhul, Clesa, Carcesa, Cárnica Oliventina e Hibramer. Quesería Menorquina fue vendida por la administración concursal a directivos y trabajadores. Sin embargo, mantiene todavía el control sobre las bodegas de Cádiz, de Rioja y de Toro, así como en Cacaolat, Elgorriaga, Helados Dhul y Chocolates Trapa.