El oro ha superado los 1.875 dólares la onza

Astur Gold deja de ganar 80 millones al año por la falta de licencia de su mina

Astur Gold prevé extraer más de un millón y medio de onzas de oro del yacimiento aurífero de Salave, en Asturias, cuando el Principado le conceda las licencias. El retraso, al precio actual del oro, supone para la empresa un quebranto de 80 millones al año. Las reuniones de la compañía y el nuevo Gobierno del Principado ya han comenzado.

Con el oro convertido, aún más si cabe, en un valor refugio por la inestabilidad de la economía mundial, pasear por el concejo de Tapia de Casariego, en el noroeste asturiano, es caminar sobre seguro. En su subsuelo se encuentra la mina de Salave, con unos depósitos estimados de 1.600.000 onzas de oro, según Astur Gold, la concesionaria de los derechos de explotación del yacimiento.

Su director, Emilio Hormaeche, calcula que con el precio actual del oro, que la semana pasada superó los 1.875 dólares por onza, su proyecto obtendría un beneficio neto de unos 80 millones de euros más por año a sumar a los cálculos realizados cuando analizaron el proyecto.

La Consejería de Economía y Empleo del Principado de Asturias, competente en materia de minas y creada tras las pasadas elecciones, ha mantenido una primera reunión con la empresa. El consejero José Manuel Rivero la califica de "una simple toma de contacto", un encuentro en el que el responsable de la compañía de capital canadiense explicó el nuevo proyecto de explotación, que ahora se centra en la extracción subterránea, desechada la opción de cielo abierto. El proyecto, que contó con la oposición del anterior Gobierno, socialista, busca ahora el visto bueno del nuevo Ejecutivo de Foro Asturias, el partido liderado por Francisco Álvarez-Cascos.

Proyecto en septiembre

Astur Gold está trabajando en el nuevo proyecto que presentará al Gobierno asturiano a finales de septiembre. En el primer encuentro mantenido entre la empresa y el nuevo Ejecutivo regional, Hormaeche presentó las directrices generales de la explotación. El consejero explicó a CincoDías que esperará a la recepción del proyecto detallado para comprobar el impacto ambiental y la repercusión laboral que conllevará.

Lo cierto es que se pretende tratar el asunto con discreción. El pasado lunes Astur Gold publicaba en la edición canadiense de su página web que había aumentado sus derechos de exploración en la zona de Tapia en un 600%.

El miércoles, el Gobierno del Principado de Asturias desmintió ese extremo, afirmando que no se había "otorgado ampliación alguna de la concesión de explotación minera".

El Ejecutivo informó de que simplemente había "aceptado a trámite la solicitud de permiso de investigación", presentada el pasado septiembre, y matizó que fue tramitada en julio por el Gobierno en funciones.

Proyecto minero canadiense en Asturias

La compañía minera Astur Gold, fundada y dirigida por el canadiense Cary Pinkowski, se dedica a la extracción y el tratamiento de metales preciosos. Creó una filial, Exploraciones Mineras del Cantábrico, con domicilio social en Asturias, para gestionar el proyecto de Tapia de Casariego.

La empresa Dagilev Capital, que también dirige proyectos mineros en Extremadura, compró en abril de 2010 la participación que las compañías Lundin Mining y Río Narcea tenían en la explotación de la mina de oro de Salave. La nueva compañía que pretendía explotar el yacimiento pasó a denominarse Astur Gold.

La compañía, que cotiza en las Bolsas de Canadá y Fráncfort, califica la veta asturiana como "el mayor yacimiento en recursos de oro no explotado de Europa occidental".

La oposición al proyecto está representada por la plataforma Oro No y la asociación Ameicer.