Combina formación y contrato de trabajo para los jóvenes

El Gobierno ultima los contratos a tiempo parcial y de formación

Los empresarios dispondrán de una nueva regulación de los contratos a tiempo parcial a partir del próximo mes. Así lo prevén los responsables del Ministerio de Trabajo, que esta semana harán las últimas consultas (no vinculantes) a patronal y sindicatos para cerrar el diseño definitivo del nuevo contrato de jornada parcial, para su aprobación en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

El aspecto más polémico de la nueva regulación que plantea Trabajo es la supuesta libre disposición del empresario para distribuir el 10% de la jornada parcial del trabajador. Se trata de un porcentaje más elevado que el fijado recientemente para la distribución flexible de las jornadas de todos los trabajadores (un 5%).

Además, los sindicatos critican que el reparto de este 10% de la jornada flexible pueda realizarse en cualquier "franja horaria", incluso si no es la del turno inicialmente pactado para el trabajador. Finalmente, la intención del Ejecutivo es recortar de siete a tres días el tiempo de preaviso al empleado sobre cuándo deberá realizar este porcentaje de jornada flexible.

Otra de las novedades normativas que está diseñando Trabajo es la implantación de un nuevo contrato de formación más vinculado a la empresa, similar al implantado en Alemania, que combina formación y contrato de trabajo para los jóvenes. Si bien el desarrollo de esta modalidad podría retrasarse debido a que desde el Ejecutivo se reconoce cierta complicación al requerir de cambios en el sistema de formación profesional y una importante implicación de las empresas.

La cifra

10% es el porcentaje de jornada flexible que el Ministerio de Trabajo quiere imponer a los nuevos contratos a tiempo parcial.