Ofertas veraniegas

Cómo irse de vacaciones por menos de 200 euros

Los destinos de sol y playa acaparan las mejores ofertas veraniegas

Cómo irse de vacaciones por menos de 200 euros
Cómo irse de vacaciones por menos de 200 euros

Pasar una semana en la playa puede resultar realmente económico. Algunos paquetes de vuelo y hotel llegan a costar menos de 200 euros, una cantidad similar a la que se gastarán estos días los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud. Este tipo de gangas, naturalmente, no son recomendables para viajeros exigentes, ya que los establecimientos y las aerolíneas que los operan son de gama media-baja.

La costa catalana (especialmente la gerundense) y el levante valenciano acaparan algunas de las mejores ofertas. Los archipiélagos (Canarias y Baleares), por su parte, impulsados por la creciente presencia de las aerolíneas de bajo coste, ofrecen precios cada vez más competitivos. Uno de los destinos más económicos es un viejo conocido de la prensa: Lloret de Mar. Un simple barrido por internet arroja ofertas sorprendentes, incluso en pleno agosto. Así, cinco días para dos personas en un apartamento cerca de la costa puede salir en torno a los 80 euros (ocho euros por persona y día). Los usuarios ponen como pega, eso sí, el frecuente escándalo que monta la juventud por las noches.

Para aquellos turistas que las aglomeraciones y el ruido no sean un problema, Benidorm es otra de las opciones más baratas. Algunos de los numerosos hoteles que conforman el alto skyline de la población, que le ha dado el mote de el Chicago español, ofrecen precios de entre ocho y diez euros por noche.

Pero los precios realmente competitivos, las auténticas gangas, llegan a partir de septiembre, tras el fin de la temporada alta. Quien se haya reservado al menos una semana de vacaciones para entonces puede pagar, por ejemplo, 212 euros por siete noches para dos personas en Tenerife Norte, incluyendo avión desde Madrid, hotel y traslado. Más barata aún saldrá la misma reserva si se espera a octubre y se opta por las Baleares: el paquete puede salir desde 132 euros, tasas no incluidas.

La opción del crucero

Pese a estar tradicionalmente asociado a las clases pudientes, otra opción asequible para pasar una semana en la costa son los hoteles flotantes. Por unos 200 euros (por persona, eso sí) se pueden pasar siete u ocho días en un crucero por el Mediterráneo. Algunas operadoras españolas, como Ibero Cruceros, tienen aún plazas para agosto en buques con salida desde Valencia o Barcelona y con al menos cinco paradas en ciudades italianas (incluyendo Sicilia y Cerdeña).

Si los baños en el mar no son prioritarios, entonces la cantidad de ofertas se disparan. Las casas rurales son la mejor baza, de ahí que a estas alturas sea difícil recalar en ellas sin reserva.

Consejos de la OCU para evitar sorpresas

Incluso las mejores ofertas pueden entrañar riesgos para el cliente. Algunos ejemplos: las comodidades del apartamento alquilado no coinciden con las acordadas, o su ubicación es inexacta; el coche de alquiler es entregado con el depósito medio lleno pero se exige devolverlo lleno; un viaje organizado (o un crucero) se salta alguna de las paradas o actividades alegando problemas técnicos, etc.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tiene en su web una serie de recomendaciones para evitar en la medida de lo posible este tipo de percances. Así, en el caso del alquiler de viviendas aconseja que, en el caso de que se exija una fianza, pedir que se detalle claramente en el contrato el concepto y las condiciones de su aplicación, así como su devolución. Si no se visita el inmueble antes de la reserva, se le puede pedir al propietario un dossier fotográfico. Es importante también comprobar el inventario de mobiliario y electrodomésticos antes de firmar el contrato.

Cualquier reclamación, desde el retraso injustificado de un vuelo o el mal funcionamiento del horno del apartamento, requiere del justificante de compra, por lo que es imprescindible conservarlo y llevarlo encima durante el viaje.

Si pese a las precauciones se recibe un mal servicio y la compañía responsable no accede a compensar al cliente, la OCU recomienda contactar con sus asesores para que los derechos del usuario no se vulneren.

Buena ocupación

La ocupación hotelera está mejorando notablemente este año las cifras de 2010. El último dato en conocerse es el de Benidorm, uno de los destinos que más extranjeros atraen. En la primera quincena de agosto, el 93,7% de los hoteles han puesto el cartel de lleno, un 5% más que en las mismas fechas de 2010.