El banco culpa de la situación a "los errores políticos"

Morgan Stanley ve a EE UU y a la UE "al borde de la recesión"

Morgan Stanley revisó ayer a la baja las previsiones mundiales de crecimiento para este año y el próximo y alentó los rumores de una desaceleración global de la economía que se agravará en Estados Unidos y Europa, a los que considera que se encuentran "al borde de la recesión".

La recuperación económica está cada día más en entredicho. El turno le correspondió ayer al banco estadounidense Morgan Stanley, quien rebajó las previsiones mundiales de crecimiento, desde el 4,2% al 3,9% para este año y del 4,5% al 3,8% para el próximo ejercicio. Este vuelco de las previsiones dibuja una desaceleración de una décima para el año 2012 respecto al ejercicio en curso y pone a EE UU y Europa "peligrosamente cerca de la recesión para el periodo comprendido entre los próximos seis y 12 meses". La entidad argumentó esta rebaja no solo en los datos económicos "decepcionantes" del segundo trimestre, sino también en los recientes "errores políticos" en uno y otro lado del Atlántico que se unen a la posibilidad de que se apliquen nuevos planes de ajuste fiscal.

Para Morgan Stanley, la situación en la zona euro es límite y establece una previsión de crecimiento del 0,5% para los dos próximos años, muy por debajo de la estimación anterior, que apuntaba un 1,2%. El avance de la actividad de los países desarrollados se situará en el 1,5% para los dos próximos ejercicios, frente a la previsión anterior que marcaba un 1,9% y un 2,4% para 2011 y 2012, respectivamente. Al mismo tiempo, los países emergentes también frenarán su crecimiento, con un avance del 6,4% y del 6,1% para los dos próximos años desde una predicción inicial de 6,6% y 6,7%.

Sin embargo, Morgan Stanley no espera que se llegue a una situación de recesión, debido a que el sector empresarial se muestra "saludable" y que los ingresos de los hogares se verán apoyados por una inflación más débil. La entidad espera nuevas medidas por parte de los bancos centrales estadounidense y europeo, como una reducción de los tipos de interés del Banco Central Europeo, del 1,5% actual al 1%.

MORGAN STANLEY 96,14 0,06%

Pesimismo en la zona euro

En idéntico clima de pesimismo, el ex presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, advirtió ayer que el euro y el proceso de construcción de Europa se encuentran "al borde del abismo" y criticó la "timidez de los actuales líderes políticos para afrontar los retos planteados desde los mercados financieros". El que fuera uno de los principales promotores de la integración de la zona euro y del nacimiento de la moneda común subrayó que "para no caer" los Estados miembros deberían, bien "aceptar la cooperación económica reforzada o la transferencia de competencias a la Unión".

Las palabras más duras de Delors fueron para la canciller alemana, Angela Merkel, y para el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a quienes culpó de ofrecer respuestas a la crisis "difusas e insuficientes". Al mismo tiempo, protestó por la lentitud de los países para aplicar las medidas adoptadas por el Eurogrupo el pasado 21 de julio. Con tanta lentitud, "¿cómo van a confiar los mercados en las promesas del Eurogrupo?", se cuestionó el ex presidente de la Comisión Europea, quien advirtió de la necesidad de "pasar a la acción, porque si no, los mercados continuarán dudando".

En este sentido, la recuperación económica dependerá, en buena medida, de que se frene la caída del sector de la construcción, lo cual parece estar lejos de la realidad a día de hoy, según Eurostat. Las cifras que publicó ayer la oficina estadística comunitaria son claras. La actividad se contrajo un 11,3% en junio en comparación con el mismo mes del año anterior, descenso que se quedó en el 8,1% en el conjunto de la UE.

A la cabeza de este desplome se situó España, con una contracción del 43,7%, seguida de Eslovenia (-35,9%), Hungría (-13,9%) y Rumanía (-10%). En el extremo opuesto, los mayores avances se vivieron en Polonia (16,2%), Suecia (4,5%) y Alemania (2,6%). En términos mensuales la caída ascendió a 1,8% en la zona euro después de crecer en mayo un 0,1%, mientras que en el conjunto de los Veintisiete cayó un 1,3%, después de mantenerse estable el mes anterior.

China brinda su cooperación

El vicepresidente chino, Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Joe Biden, acordaron ayer acercar posturas para aparcar las diferencias entre las dos mayores economías del mundo y fomentar la cooperación para salir de la crisis.

En la reunión que mantuvieron en Pekín, destacaron que la salida de la crisis de la deuda en Occidente depende, en buena medida, de unos buenos lazos comerciales entre las dos potencias. Xi Jinping, que está llamado a ser el máximo líder de China cuando la cúpula comunista comience su renovación, en 2012 y 2013, afirmó que "en un mundo complicado y de rápidos cambios, la cooperación es la única elección correcta para los dos países". En términos similares se pronunció Biden, quien mostró su "convencimiento de que la estabilidad del mundo depende, en gran parte, de la cooperación entre ambos".

El encuentro sirvió además para que los dos líderes intercambiasen opiniones en cuanto al apoyo estadounidense a Taiwán y al Tíbet. "Las cuestiones sobre estas dos regiones, que conciernen a los sentimientos de 1.300 millones de chinos, deben ser manejadas adecuada y prudentemente para evitar daños en las relaciones bilaterales".

El viaje de Biden al país asiático se prolongará hasta el fin de semana, ya que el vicepresidente quiere conocer mejor al próximo líder chino. Según la Casa Blanca, es sobre todo una "inversión de futuro" para Washington.