Las firmas francesas, las más expuestas

La Fed, preocupada por las filiales de los bancos europeos en EE UU

La Reserva Federal de EE UU sigue de cerca a las unidades de los mayores bancos europeos instaladas en el país, temerosa de que la crisis de deuda pueda contagiar al sistema bancario estadounidense.

La delegación de la Fed en Nueva York, encargada de supervisar las filiales de muchos bancos europeos en EE UU, está solicitando más información para determinar si los bancos tienen acceso fiable a los fondos necesarios para operar en Estados Unidos, según recoge hoy el Wall Street Journal (WSJ).

A los funcionarios de Nueva York "les preocupa mucho" que los bancos europeos tengan dificultades de financiación en EE UU, ha expresado al WSJ un alto ejecutivo de un importante banco europeo. La Fed de Nueva York, por su parte, no ha hecho comentarios al respecto.

El miércoles, un banco de la eurozona pidió prestados 500 millones de dólares al Banco Central Europeo, a una tasa muy por encima de la que se consigue en el mercado abierto. Es la primera vez desde el 23 de febrero que un banco acude a la ventanilla de liquidez del banco central.

Un grupo de funcionarios de la Fed se ha reunido recientemente con ejecutivos de los principales bancos europeos presentes en EE UU para hablar sobre su posición financiera, asegura WSJ. Los reguladores tratan de prevenir que los bancos europeos en problemas desvíen fondos de sus unidades en el país, según fuentes del periódico económico.

Los bancos franceses son los más expuestos a la financiación a corto plazo en EE UU y su acceso a liquidez en dólares es una preocupación especial. Las deudas a corto plazo de BNP son de 94.000 millones de dólares y las de Société Générale de 56.000 millones de dólares, según estimaron analistas de Citi el mes pasado.