Se espera una participación total de 50.000 millones

La gran banca belga confirma su participación en el rescate a Grecia

Las principales entidades bancarias y aseguradoras de Bélgica se han comprometido hoy ante el Gobierno en funciones a participar en el segundo plan de rescate a Grecia, que prevé una participación privada de 50.000 millones de euros.

En una reunión que mantuvieron con el ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, y el gobernador del Banco Nacional, Luc Coene, los responsables de los bancos confirmaron su participación en el segundo plan de ayuda a Grecia, en virtud del cual la UE y el FMI tendrán que desembolsar 109.000 millones de euros y el sector privado contribuirá con otros 50.000 millones de euros al programa.

De este último importe, 37.000 millones de euros provendrán de una contribución neta y 12.600 millones de un programa de recompra de bonos griegos.

Según el último listado de entidades bancarias que participarán en el segundo rescate a Grecia publicado por el Instituto Internacional de Finanzas, de los bancos belgas apoyan el programa Dexia y KBC.

El Ministerio de Finanzas de Bélgica no especificó qué bancos y aseguradoras se sumarán a estas dos entidades.

En total se han comprometido 39 entidades a participar en el plan, entre ellas las españolas Banco Santander y BBVA.

La implicación de los diferentes actores del sector financiero belga permite a Bélgica honrar su promesa de reunir una participación privada que represente al menos el 90 % de la exposición total a la deuda pública griega, indicó Reynders.

Según la agencia de información Belga, la exposición total de las entidades belgas o con participación belga a la deuda griega se eleva a 4.500 millones de euros.

Dexia es el banco que tiene más posiciones en Grecia, cerca de 2.000 millones de euros.

Le siguen KBC, con una exposición de 700 millones de euros, BNP Paribas Fortis (300 millones) y Ethias Banque (75 millones de euros).

Entre las aseguradoras belgas, Ageas tiene una exposición de alrededor de 800 millones de euros a la deuda pública griega, Ethias una de 350 millones y Vivium una de 100 millones de euros.