La marca Identity invierte cinco millones de euros en el proyecto

El primer deportivo gallego empezará a rugir en enero

Se trata de un V12 de cuatro puertas, una mezcla de deportivo y gran turismo, con cuatro plazas y un motor delantero.

El primer deportivo gallego empezará a rugir en enero
El primer deportivo gallego empezará a rugir en enero

Han sido cinco años de trabajo y cinco millones de euros de inversión. Pero finalmente, si todo sale como está planeado, el primer deportivo gallego verá la luz a finales de año o, a más tardar, en enero de 2012: se trata de un V12 de cuatro puertas, una mezcla de deportivo y gran turismo, con cuatro plazas y un motor delantero. æscaron;nico en su especie, como remarca José Ramón Fernández, presidente y fundador de Identity, una empresa automovilística española al ciento por ciento.

La compañía, denominada Ideas, se formó en 2006 de la unión -y el dinero- de tres socios enamorados de los coches: el propio Fernández, un abogado que ha realizado toda su carrera profesional en el mundo del automóvil, concretamente en el grupo Fiat; Samuel López Cárdeñas, un ingeniero encargado del diseño de los modelos, y el alemán Maximiliam Martín, un financiero que ha desarrollado su vida profesional en UBS. La puesta de largo de la empresa fue en el Salón de Ginebra de aquel mismo año, donde presentaron un prototipo, el Identity 1, un biplaza con motor central V8 de 480 CV, cambio robotizado de seis velocidades y una carrocería realizada en composites de última generación. La empresa nace para realizar deportivos exclusivos que montan motores de grandes constructores para adentrarse en un mercado frecuente en Gran Bretaña y Alemania.

Fábrica en Carballo

Aquel modelo fue un prototipo para testar el mercado y hacer marketing, explica el presidente de la marca gallega. No estaba previsto ni su venta ni su producción. La investigación supuso un desembolso de 3,5 millones de euros, que abre paso al segundo modelo, el Identity 2, esta vez sí destinado a la venta.

El pasado abril, el coche fue presentado en sociedad en el exclusivo salón de Top Marques Mónaco. Y las vibraciones fueron buenas, pues cerraron cinco pedidos, otras 12 personas querían hacerse con uno y dos importadores se mostraron dispuestos a distribuir en Mónaco y Rusia. Así, tras el verano empezarán a montar la fábrica en Carballo, un pueblo gallego, de donde es natural el presidente. No en vano, soñaba ya de pequeño con montar una fábrica de coches. La inversión es de un millón de euros y estará en condiciones de sacar la primera unidad a primeros de 2012. Las perspectivas son optimistas, pues confían vender 15 deportivos el próximo año, 30 en 2013 y 60, la capacidad máxima de producción, en 2014. Entre I+D e instalaciones, suman una inversión de cinco millones de euros.

No obstante, han contado con ayudas públicas: 62.000 euros del Igape para investigación y desarrollo y para la fábrica, un préstamo reembolsable del Ministerio de Industria a tipo cero por 200.000 euros, otros 160.000 a fondo perdido procedente de los fondos Miner y otros 60.000 más del Igape.

Un yate de 13 metros, en juego

Identity no es el único negocio en mente de los tres socios fundadores. Además del deportivo que sacan al mercado a principios de año, planean sacar dos marcas más, también de deportivos pero con clientes potencialmente diferentes. "No se canibalizarán", explica el presidente, José Ramón Fernández. "Tendrán distintos enfoques, aunque precios similares", matiza.

Pero el afán creativo no muere en las cuatro ruedas. Ideas presentó junto al Identity 2, un segundo proyecto, el Carreira C1, un yate de 44 pies de eslora (unos 13 metros) equipado con dos motores de 700 CV cada uno que permite desarrollar 74 nudos.

Se trata de un proyecto del diseñador náutico Íñigo Toledo de Barracuda Yacht, creador del Fortuna 2. "Yates y deportivos son dos negocios muy cercanos que buscan el mismo cliente", analiza el presidente de la empresa. De hecho, el barco se inspira en el Identity 2. No obstante, reconoce que el mercado está muy saturado y que no cuentan con ninguna petición. Como en el resto de la industria del yate de lujo, este tipo de embarcaciones se producen bajo demanda. Solo entonces iniciarán la fabricación, para lo cual han contactado con varios astilleros de Italia y Turquía. El precio, 1,5 millones, es un poco alto para su tamaño, reconoce Fernández.

CARACTERÍSTICAS

-Propulsor: V12 en posición delantera con más de 5 litros de cilindrada.

-Potencia: más de 520 CV.

-Par motor: más de 700 Nm.

-Cambio: sSecuencial automático, con levas tras el volante.

-Longitud: 4,970 metros.

-Anchura: 1,95 metros.

-Altura: 1,3 metros.

-Distancia entre los ejes: 2,96 metros.

-Peso aproximado: 1.600 kg (en función del equipamiento).

- Precio: 489.000 euros, más impuestos en cada país.