Planes de expansión

H&M da pasos en Japón para hacerle sombra a Zara

La firma sueca pretende duplicar sus tiendas niponas para 2012

H&M da pasos en Japón para hacerle sombra a Zara
H&M da pasos en Japón para hacerle sombra a Zara

Nuevo capítulo de la batalla mundial por la supremacía en el mercado entre las dos principales firmas de la industria textil. Hennes & Mauritz (H&M) anunció el viernes su intención de duplicar para 2012 el número de establecimientos que posee en Japón. La multinacional sueca, la segunda mayor del mundo tras Inditex, pretende pasar de las 12 tiendas con las que cuenta actualmente a las 30. Presente en el país nipón desde 2008, los planes de expansión contemplan nuevas aperturas en ciudades como Osaka y Fukuoka, así como al este de Tokio.

Pese al inminente redoble de esfuerzos de H&M en el país, el dominio de las firmas de Inditex en Japón es patente. La multinacional gallega opera en Japón desde 1998, cuando abrió la primera tienda de Zara. Actualmente cuenta con 68 establecimientos, cinco de ellos abiertos en lo que va de año. A estos hay que sumarles las tres primeras tiendas de Bershka, inauguradas también en 2011.

La apuesta de H&M por Japón se inscribe en la expansión de los gigantes textiles en Asia, mercado en el que ambos grupos, al igual que buena parte de la economía mundial, tienen fijadas sus miras. Se valora mucho el potencial de crecimiento de los países emergentes, que cuentan con un mercado poco maduro. Mientras que en EE UU y Europa impera una caída generalizada del consumo, en dicha región hierve la actividad en el segmento de moda a precios asequibles. De ahí que, en el caso de Inditex, se insista desde hace un tiempo en que el objetivo es lograr que el 30% de sus ventas provengan del continente asiático (en 2010 supusieron un 15% del total).

La excepción asiática

Japón es un país atípico en su propio continente, dado que no comparte las características de los tigres asiáticos ni de la ya segunda potencia mundial: las perspectivas de crecimiento del PIB son planas. Pese a ello, su insaciable hambre de moda, nutrida por una privilegiada capacidad adquisitiva, solo comparable a Hong Kong y otras grandes ciudades chinas, no permite dejar al país de lado. "Japón es definitivamente un mercado importante para nosotros, y consideramos que aún tiene potencial de crecimiento", apuntó el viernes Mie Anton, portavoz de H&M en Tokio. "Los clientes nipones están muy interesados en la moda, por lo que el consumo de estos productos es comparativamente alto", añadió.

Incrementar la presencia comercial en Japón entraña además beneficios logísticos para la firma sueca, cuyos proveedores son mayoritariamente asiáticos. No sucede lo mismo con Inditex, que concentra la mayor parte de su producción en España, Portugal, Marruecos y Turquía.

Mercado online, el último campo de batalla

Las principales cadenas de distribución del mundo llevan tiempo apostando por el comercio online. El sector textil no podía ser menos, y los operadores ya tienen en marcha ambiciosos programas de ventas por internet.

En el caso de Japón, además, dicha plataforma es doblemente necesaria, dado que se trata del segundo país del mundo, solo superado por EE UU, en el que se mueve más dinero a través de las tiendas virtuales.

Siguiendo con el pulso de los dos gigantes del sector, H&M y Zara estrenaron sus portales de manera simultánea a lo largo de 2010. Ambas firmas replicaron sus modelos de expansión de las tiendas físicas: empezaron operando únicamente en Europa para tantear el funcionamiento del sistema. Existía en un principio el miedo de que la plataforma online pudiera canibalizar las ventas del resto de superficies.

En el caso de Inditex, está previsto que este otoño empiece a vender en EE UU, Japón y Corea. Asimismo, en septiembre abrirá los portales de venta de sus marcas Massimo Dutti, Bershka, Oysho, Pull & Bear, Stradivarius y Uterqüe.

Ambos grupos son muy cautos a la hora de dar detalles sobre cómo está funcionando el negocio online. Así, la multinacional española, de momento, se limita a reconocer que se trata de su principal establecimiento por volumen de ventas, muy por delante de sus tiendas físicas.

Grandes cifras

Facturación. H&M vendió en 2010 un 7% más, hasta los 12.181 millones de euros. Inditex creció un 13%, cosechando 12.527 millones.

Capitalización. Inditex desplazó en junio a H&M como la primera firma de moda por capitalización bursátil (38.500 millones de dólares, contra los 38.400 de la sueca).