El alcalde de Nueva York defiende un alza del "1% o el 2%"

Bloomberg defiende subir impuestos "a todos" para afrontar el déficit de EEUU

El multimillonario alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, afirmó hoy que la mejor receta para hacer frente al problema del déficit en Estados Unidos es subir los impuestos a todos los ciudadanos por igual, no sólo a los ricos.

"Si quieres subir los impuestos, no cojas a una clase de gente y digas 'tienen demasiado dinero' o 'no tienen suficiente dinero'", dijo Bloomberg durante su intervención radiofónica de los viernes, en la que aseguró que "lo más fácil y justo" es subir "a todo el mundo" por igual un "pequeño" porcentaje de la carga tributaria. "Subamos a todo el mundo los impuestos el 1 ó el 2 %", aseveró el alcalde, quien volvió a irrumpir así una vez más en el debate entre demócratas y republicanos sobre cuáles son las mejores recetas para resolver los desafíos que tiene por delante la economía estadounidense.

El rico primer edil de la Gran Manzana, que cobra un dólar al año por su trabajo al frente de la ciudad, sostuvo que, sin una medida de ese tipo, los políticos pueden seguir "sentados eternamente" y decir que van a reformar los impuestos o modificar el sistema de salud pública, el conocido como Medicare. "Así nunca terminaremos", advirtió Bloomberg, quien, ante la pregunta de un oyente sobre qué recomendaría al presidente de EEUU, Barack Obama, respondió que el actual inquilino de la Casa Blanca debería dar un paso al frente y ofrecer una propuesta que incluya una "combinación" de recortes del gasto y mejoras de los ingresos.

EEUU cerró julio con un déficit presupuestario de 129.400 millones de dólares y se situó en los 1,1 billones de dólares en el acumulado de los diez primeros meses del año fiscal, según datos del Departamento del Tesoro. Se trata del tercer año consecutivo en el que el déficit de EEUU superará el billón de dólares y los analistas esperan que al actual ritmo se sobrepasarán los 1,29 billones de dólares con los que se cerró 2010.

El alcalde de la Gran Manzana cuenta con una fortuna personal que lo coloca entre los mayores multimillonarios de Estados Unidos y suele ser un habitual en las listas de los hombres más ricos del mundo.