Tres años y medio de cárcel por uso de información privilegiada

Condenado un exejecutivo del Nasdaq por ganar ilícitamente más de 750.000 dólares

Donald Johnson, ejecutivo de la bolsa de valores estadounidense Nasdaq hasta su retiro en 2009, ha sido sentenciado hoy a 42 meses de prisión por haberse lucrado durante tres años con información privilegiada de las empresas que monitoreaba.

Donald Johnson, de 57 años, fue director y director ejecutivo del servicio de inteligencia de mercados de Nasdaq antes de retirarse en septiembre de 2009. En mayo se declaró culpable en uno de los cargos de fraude bursátil a través del esquema que llevó a cabo desde 2006 hasta 2009. Hoy ha sido sentenciado a 42 meses de prisión, además de un año de libertad vigilada y una orden de decomiso por valor de 755.000 dólares (algo más de 530.000 euros).

Johnson se encargaba de supervisar las acciones de las compañías que cotizan en el Nasdaq, así como de dar a las empresas información y análisis sobre la contratación de sus acciones. El exoperador tuvo así acceso por adelantado a datos de los ingresos, comunicados de prensa y cambios de personal de las empresas a su cuenta.

"Lo que hice fue estúpido", ha dicho Johnson ante el juez, añadiendo que "la culpa y el remordimiento han hecho mella". Su abogado ha manifestado que gran parte del dinero que recibió gracias a la información privilegiada ha desaparecido en otras operaciones.

En su carta de arrepentimiento, Johnson menciona su entrega a obras de caridad. Antes de unirse a Nasdaq, trabajó como enfermero en el ejército y, más recientemente, desempeñó labores de ayuda en Haití.

El fiscal había pedido hasta 46 meses de prisión. La defensa, por su parte, instaba 18 meses de prisión seguidos de un año de arresto domiciliario. El proceso contra Johnson es el último de una serie de casos presentados por la administración Obama, en su intento por acabar con el tráfico de información privilegiada.

755.000 dólares en nueve operaciones

El fiscal federal acusó a Johnson del uso de información privilegiada en al menos ocho ocasiones, embolsándose así 641.000 dólares (cerca de 450.000 euros). No obstante, los organismos reguladores contaron una novena vez, que eleva el total de las ganancias ilícitas a algo más de 755.000 dólares (unos 530.000 euros).

El mayor beneficio lo obtuvo a finales de 2007. Johnson ganó más de 175.000 dólares con la compra de acciones de United Therapeutics, después de conocer de antemano que las pruebas de su medicamento contra la hipertensión Tyvaso habían sido un éxito.