Según el ministro galo de Economía

París y Berlín propondrán una "modernización profunda" de la zona del euro

Francia y Alemania harán "propuestas fuertes" para la "modernización profunda de la gobernanza de la zona del euro durante la reunión que mantendrán en París Nicolas Sarkozy y Angela Merkel el próximo martes. Es la aseveración del ministro galo de Economía, François Baroin, en declaraciones a la emisora RTL.

rancia y Alemania harán "propuestas fuertes" para la "modernización profunda de la gobernanza de la zona del euro con el fin de dar garantías a los inversores, durante la reunión que mantendrán en París Nicolas Sarkozy y Angela Merkel el próximo martes, afirmó hoy el ministro galo de Economía. "El mensaje que enviamos a los inversores es que al final del verano habrá proposiciones fuertes del eje franco alemán en lo que concierne a la modernización profunda de la gobernanza de la zona euro", aseguró el ministro francés de Economía, François Baroin, en la emisora RTL.

El responsable de Finanzas aseguró que ese será el principal objetivo de la reunión que el próximo martes mantendrán en París el presidente Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel. Baroin aseguró que Sarkozy y Merkel coinciden en que "no es posible" mantener la actual situación, por lo que creen conveniente "acelerar la reflexión sobre el procedimiento de modificación de la gobernanza de la zona euro".

Por ello, enviarán a los mercados un mensaje sobre su convicción para reformarla y su intención de convencer al resto de los socios de esa misma necesidad, aseguró el ministro. Baroin reiteró su confianza en la economía francesa, víctima estos días de "ataques especulativos" carentes de fundamento. "Tengo mucha confianza en los fundamentos de la economía francesa, que está diversificada, que tiene un sector financiero de los más sólidos, aunque ha sido atacado con rumores", aseguró.

"Tenemos unos cimientos estables, tenemos un plan, una estrategia, las herramientas para ponerlo en marcha y suficiente margen de maniobra", afirmó. En este sentido, el ministro reiteró su intención de mantener el déficit público en el 5,7 % al final de este año, lo que les obligará a tomar medidas suplementarias de ahorro. Baroin indicó que Francia es el país con más tasa de gasto público con respecto a su producción, por lo que señaló que es posible reducirlo.

El ministro descartó una subida de impuestos porque afectaría al crecimiento económico y aseguró que se centrarán en la reducción de los gastos.