Madrid y París negocian impedir nuevos ataques a los camiones

Los agricultores españoles preparan el boicot a los intereses económicos galos

Las intensas gestiones diplomáticas del Gobierno español con el Ejecutivo de Nicolas Sarkozy y el compromiso de París de impedir nuevos ataques contra camiones españoles no han contentado a los agricultores, que preparan el bloqueo de La Jonquera y el boicot a intereses económicos galos.

Agricultores franceses lanzan vegetales y frutas españoles de los camiones estacionados en Gallargues le Montueux, cerca de Nimes
Agricultores franceses lanzan vegetales y frutas españoles de los camiones estacionados en Gallargues le Montueux, cerca de Nimes

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha manifestado que está "reclamando a Francia que condene los actos violentos" contra camiones españoles en territorio galo "y que los gendarmes tengan una actitud activa", según ha detallado su Departamento en un comunicado.

"Tenemos que dejar que el Ejecutivo francés trabaje, pero exigiéndole, y no pararemos hasta que tengamos seguridad absoluta de que no se van a producir hechos de esta naturaleza", ha indicado.

Aguilar, que mañana mantendrá una conferencia con su homólogo francés, ha declarado que trabaja "de manera coordinada con el Ejecutivo y la Embajada de Francia para que se tomen decisiones que den plena tranquilidad a los transportistas".

Por su parte, los agricultores catalanes responderán a los últimos ataques a camiones españoles con el corte de la autopista AP-7 en la frontera de La Jonquera (Girona), a finales de agosto, mientras que el sector agrario nacional en bloque estudia medidas de boicoteo contra productos e intereses económicos galos.

Los payeses catalanes bloquearán, de esta forma, el regreso de vacaciones de los turistas franceses, según ha anunciado hoy en rueda de prensa el presidente de Asaja-Tarragona, Albert Castelló.

Castelló ha advertido que, de repetirse los ataques a los productos españoles, Asaja no descarta responder "con la misma moneda" y "ojo por ojo y diente por diente", vaciando los camiones de leche de Francia que entren a España o boicoteando a compañías de capital francés como Carrefour.

Las organizaciones agrarias de ámbito nacional Asaja, COAG y UPA, así como Cooperativas Agro-alimentarias, también se plantean emprender "actuaciones de mayor envergadura para futuras fechas", como el boicot a los productos e intereses económicos franceses, según han anunciado en un comunicado conjunto.

El conflicto amenaza con radicalizarse, a pesar de las intenciones anunciadas por París tras los contactos con el Gobierno español de perseguir y evitar los asaltos a camiones españoles.

La ministra Rosa Aguilar y el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, "están en contacto permanente" con las autoridades del país vecino y la Comisión Europea para "acabar con estas acciones ilegales", según ha asegurado el MARM.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación también participa "en las gestiones necesarias para denunciar unos hechos que vulneran la normativa comunitaria en materia de libre circulación de mercancías entre los Estados miembros".

Por su parte, el responsable francés de Asuntos Europeos, Jean Leonetti, se entrevistó con su homólogo español, Diego López Garrido, según ha explicado hoy el Ministerio galo de Exteriores.

"Leonetti informó a López Garrido del llamamiento a la calma y al respeto de las reglas comunitarias en vigor lanzado por el Gobierno francés", ha afirmado una portavoz de ese Departamento.

El subdelegado del Gobierno en funciones de Lleida, Daniel Porqueres, también aseguró hoy que España tiene el "compromiso verbal" del Ejecutivo francés de que condenará y detendrá el boicot de los agricultores galos y que se espera que el Gobierno de Nicolas Sarkozy "aclare que va a poner a la Gendarmería a disposición de actuar si se producen hechos semejantes".