137 millones de euros

Las pérdidas de la aerolínea lusa TAP suben un 73%

La empresa achacó parte de las pérdidas al aumento de los precios de combustible, en el que gastó en ese periodo un total de 325 millones de euros, un 43 por ciento más que en los seis primeros meses de 2010.

La compañía aérea portuguesa TAP anunció hoy que durante el primer semestre de 2011 sufrió unas pérdidas netas de 137 millones de euros, un 73 por ciento más que en el mismo periodo de 2010, debido fundamentalmente al incremento de los precios del combustible.

La empresa achacó parte de las pérdidas al aumento de los precios de combustible, en el que gastó en ese periodo un total de 325 millones de euros, un 43 por ciento más que en los seis primeros meses de 2010.

TAP, cuyo capital es propiedad del Estado luso, es una de las firmas que figuran en el programa de privatizaciones que debe acometer Portugal debido al acuerdo alcanzado con Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de su rescate financiero, de 78.000 millones de euros.

El pasado miércoles, la prensa económica lusa recogía el interés del International Airlines Group (fruto de la fusión de la española Iberia y British Airways) en la adquisición de TAP, a la espera de que el Gobierno portugués ofrezca más detalles sobre las condiciones de una venta, que debe ejecutarse antes de 2013.

Los resultados de la aerolínea lusa empeoraron en este primer semestre del año, pese al aumento del número de pasajeros en cerca de un 10 por ciento.

Gracias a esto, su tasa de ocupación por vuelo pasó del 71,2 por ciento al 74,5 por ciento.

La compañía incrementó igualmente un 8 por ciento sus ingresos derivados del negocio del transporte aéreo, hasta 917 millones de euros.

En cuanto a sus resultados operacionales, las pérdidas alcanzaron en el primer semestre de este ejercicio los 117 millones de euros, más del doble que un año antes.

Desde la aerolínea atribuyeron este empeoramiento al aumento de los precios del combustible, y recordaron que debido a la "estacionalidad" del negocio de TAP, "el segundo semestre es siempre más favorable que el primero".