Acuerdo

LG y Sony deciden poner fin a sus disputas legales sobre patentes

La empresa surcoreana LG Electronics y la japonesa Sony han decidido de común acuerdo poner fin a sus disputas legales sobre patentes, según informó ayer la primera en un comunicado. "Hemos acordado con Sony retirar las demandas interpuestas entre ambos", así como "compartir los derechos de patente en un acuerdo de licencias cruzadas", indicó.

El acuerdo supone el desenlace amistoso a varios meses de demandas judiciales sobre patentes que comenzaron el pasado mes de diciembre, cuando Sony denunció a LG en Estados Unidos al asegurar que los móviles del gigante surcoreano, tercer fabricante mundial de este tipo de teléfonos, utilizaban sus tecnologías sin los permisos requeridos para ello.

Sony solicitó entonces que las autoridades estadounidenses suspendieran la venta de una decena de dispositivos de LG. Como respuesta, la compañía surcoreana denunció a Sony en Estados Unidos y Europa por haberle robado ocho de sus patentes.

El acuerdo anunciado ayer permitirá que ambos gigantes electrónicos compartan sus patentes de propiedad intelectual sin que tengan que pagar cargos por ello, aunque los detalles serán decididos en el futuro. LG se mostró favorable al trato amistoso conseguido, pese a los beneficios que podría haber obtenido la firma si hubiese logrado ganar en las demandas legales interpuestas.

Conflictos frecuentes

Los conflictos en el sector son muy frecuentes. La empresa surcoreana también tiene disputas legales sobre patentes con la estadounidense Whirlpool y la alemana Osram.

Otro gran grupo surcoreano, Samsung Electronics, está inmerso en un cruce de denuncias similar con Apple por el diseño y tecnologías usados en sus tabletas y dispositivos móviles (los llamados smartphones).