Calificación crediticia a largo plazo

S&P rebaja un escalón el rating de Telefónica por el deterioro de la economía en España

La agencia sitúa la perspectiva de la operadora en estable.

Standard & Poor's rebajó ayer la calificación crediticia a largo plazo de Telefónica en un escalón desde A- a BBB+. De igual forma, la agencia mantuvo la calificación de la operadora española a corto plazo en A-2 y situó la perspectiva de la compañía en estable. Además, la agencia de calificación estadounidense rebajó el rating de la filial checa Telefónica Czech Republic, desde A- a BBB.

En un comunicado, Standard & Poor's explicó que la rebaja refleja su revisión a la baja de las previsiones de crecimiento de Telefónica como consecuencia de los retos a los que se enfrenta en el mercado español a causa del incremento de la competencia y su impacto en las cuentas, además de los riesgos regulatorios en diversos mercados latinoamericanos y de la agresiva política de dividendos.

La agencia afirmó que, debido a estos factores, el desapalancamiento de la deuda de la compañía será inferior a sus anteriores estimaciones. Standard & Poor's pronosticó que el ratio ajustado de deuda de Telefónica se situará en el entorno de tres veces el Ebitda a finales de 2011, cuando en la anterior previsión estableció que disminuiría significativamente desde tres a 2,5 veces.

TELEFÓNICA 6,03 -1,28%

Asimismo, estos analistas indicaron que el crecimiento orgánico será más débil de lo que preveían anteriormente, por las presiones todavía intensas en el mercado español y por la posible menor tracción de Latinoamérica.

En cualquier caso, la firma indicó que el crecimiento de los ingresos rondará el 5%, y añadió que espera una estabilización de los márgenes del Ebitda, además del mantenimiento de una elevada retribución a los accionistas.

Subida en Bolsa

La compañía declinó hacer comentarios sobre la decisión tomada por la agencia Standard & Poor's. En el mercado bursátil, las acciones de Telefónica subieron un 3% en una sesión marcada por las constantes subidas y bajadas, y en la que el Ibex 35 avanzó un 3,56%.