Los farmacéuticos

La Junta de Castilla La Mancha suscribe una pólica con Caja Rural para el pago de facturas

La Junta de Castilla-La Mancha han suscrito hoy sendos acuerdos con Liberbank (la entidad que agrupa a la extintya CCM) y Caja Rural para adelantar el pago de facturas del Ejecutivo regional a sus proveedores, ha informado la entidad financiera.

La Junta de Comunidades de Castilla La Mancha ha acordado con Liberbank, el banco resultante de la integración del Grupo Cajastur (que incorpora CCM), Caja de Extremadura y Caja Cantabria- un servicio de confirming para facilitar el pago de facturas a sus proveedores. El contrato tendrá un importe de 20 millones.

La Junta, además, ha suscrito una póliza con Caja Rural (por un monto desconocido) para adelantar el pago de facturas del Ejecutivo regional a sus proveedores, ha informado la entidad financiera. Su nuevo director general, Víctor Manuel Martín, dijo en su toma de posesión el pasado 4 de agosto que la entidad tenía una liquidez cercana a los 800 millones de euros que ponía a disposición de comerciantes, empresarios y la Junta para ayudar a levantar económicamente a la región. El pasado 14 de julio, Luis Díaz Zarco, presidente de Globalcaja, entidad resultante de la fusión de las Cajas Rurales de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, dijo a los periodistas que ponía a disposición de la Junta la "fortaleza económica" de la entidad, consistente en una liquidez de 1.500 millones de euros.

Un hecho histórico

La presidenta de la Federación de Empresarios de Farmacia de Castilla La Mancha, María Dolores Espinosa, afirmó hoy por su parte en rueda de prensa que "la demora de los pagos de las farmacias es algo histórico". "Lo que ocurre", aseguró, "es que en los últimos meses nosotros teníamos unas líneas de crédito para afrontar esos retrasos, que actualmente no nos confirman". La ejecutiva aseguró que "rechazan" el acuerdo al que ha llegado Murcia, donde se acordó que los farmacéuticos tendrían créditos por el importe de los últimos seis meses. "Eso no es aceptable. Si al final no nos pagan, encima tendremos que soportar el crédito que hemos pedido".

Según la organización, las comunidades autónomas que presentan más problemas son Baleares, Castilla La Mancha y La Rioja, aunque ésta última alcanzó ayer unos acuerdos de fecha, que permiten la continuación de la actividad.