Los indicadores de la crisis

Deuda: El bono de EE UU brilla como refugio

La jornada de ayer reveló una vez más una constante inmutable en momentos de extrema volatilidad, la huida del dinero desde la renta variable hacia los activos refugio. Y, pese a la reciente y controvertida pérdida de la triple A por parte de Standard & Poor's, la deuda estadounidense emergió una vez más como un valor seguro. La rentabilidad del treasury, el bono estadounidense de referencia, descendió ayer más del 6,3% y en las tres jornadas que han sucedido a la rebaja del rating, ha pasado del 2,56% al 2,08%, reflejo del alza en los precios, que se mueve a la inversa del rendimiento. La rentabilidad del bono estadounidense marca mínimos de enero de 2009 y queda casi igualada a la del bund alemán -vaca sagrada de la zona euro que conserva la triple A, que ayer descendió al 2,19%.