Durante el lanzamiento del iPad para apartar a Amazon del mercado

Juicio contra Apple y cinco grandes editoriales por "fijación de precios" en los ebooks

El gigante tecnológico y las editoras HarperCollins, Hachette, Macmillan, Penguin y Simon & Schuster se enfrentan en EE UU a una demanda colectiva que alega "una confabulación para fijar ilegalmente los precios" de los libros electrónicos.

La demanda, presentada por el gabinete de abogados Berman Hagens en la corte del distrito norte de California, afirma que HarperCollins y otras cuatro grandes editoriales conspiraron con Apple, durante el lanzamiento del iPad el año pasado, para subir los precios de los libros electrónicos a fin de "aumentar ganancias y forzar al rival Amazon a abandonar su política de descuentos".

El gigante tecnológico, en connivencia con las editoriales, logró frustrar el descuento en libros electrónicos y "restringió el comercio con la coordinación de políticas de precios, estableciendo directamente los precios de venta más altos que han existido en un mercado antes competitivo", reza la denuncia.

La acusación considera que Apple, amenazado por el Kindle de Amazon y su potencial para distribuir otros medios digitales, ofreció a las editoriales a principios de 2010 "forzar una completa restructuración en el modelo de ventas del libro electrónico". Según la denuncia, los editores aceptaron la fijación de precios ante la amenaza de los libros a 9,99 dólares de Amazon.

"Afortunadamente para las editoriales, contaban con un socio conspirador tan aterrado por la popularidad de Amazon y su estructuración de precios como ellos, y ese era Apple," ha comentado Steve Berman, el abogado que representa a los consumidores de libros en el caso.

"Pretendemos demostrar que Apple necesitaba una manera de neutralizar el Kindle de Amazon antes de que su popularidad pudiera desafiar la inminente introducción del iPad, un dispositivo ideado para competir como un e-reader", sentencia Berman en su comunicado.