Tanto en Primera como en Segunda

Los futbolistas, a la huelga en las dos primeras jornadas de Liga

El sindicato de futbolistas convoca un parón para las dos primeras jornadas de Primera y Segunda División. El motivo, la falta de acuerdo con la Liga de Fútbol Profesional en la negociación por el convenio colectivo.

Luis Rubiales, presidente de la AFE, en el centro escoltado por los jugadores Fernando Llorente, Iker Casillas, Xabi Alonso y Carles Puyol en la rueda de prensa de hoy.
Luis Rubiales, presidente de la AFE, en el centro escoltado por los jugadores Fernando Llorente, Iker Casillas, Xabi Alonso y Carles Puyol en la rueda de prensa de hoy.

El presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, ha confirmado en rueda de prensa su intención de convocar huelga para las dos primeras jornadas de la Liga BBVA y Liga Adelante, tras no haber llegado a un acuerdo con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en las negociaciones del nuevo convenio colectivo.

"Los futbolistas nos hemos unido y hemos dicho basta ya. AFE, los jugadores de Primera y Segunda División hemos tomado la decisión responsable, firme y unánime de convocar la huelga para las dos primeras jornadas del fútbol español. La liga no dará comienzo hasta que no se firme el nuevo convenio colectivo", aseguró Rubiales, que estuvo arropado en la rueda de prensa por todo el fútbol español, representados entre otros por Iker Casillas, Carles Puyol, Juan Mata, Xabi Alonso, Sergio García, Santi Cazorla o Fernando Llorente, entre el más de centenar de futbolistas que acudieron a este hotel madrileño para respaldar a su sindicato. El presidente de la AFE ha declarado que "los futbolistas no quieren más dinero, quieren que se cumplan los contratos y que se vele por las deudas pasadas, presentes y futuras".

Esta decisión se toma tras la reunión mantenida el pasado lunes por la Junta Directiva de la AFE y donde trataron los puntos conflictivos del convenio colectivo, que están negociando con la LFP, entre los que se encuentra que los internacionales computen como días de vacaciones cuando estén concentrados con la selección española, además, de querer incluir en este nuevo convenio la obligatoriedad de que los futbolistas cedan a sus clubes sus derechos de imagen.

Otra de las exigencias del sindicato de futbolistas era que aquellos clubes acogidos a la Ley Concursal y que tuvieran deudas con sus jugadores perdiesen la categoría, algo que en la actualidad evita el propio hecho de estar inmerso en un proceso concursal. La AFE lo había propuesto en diferentes reuniones con los partidos políticos ante la próxima reforma de la Ley Concursal que acometerá el Congreso, pero los clubes que componen la Liga de Fútbol están divididos en este punto. Hasta siete equipos de Primera están acogidos a un proceso concursal.

"La AFE no tiene motivos para convocar esta huelga".

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), José Luis Astiazarán, ha expresado su oposición a la media adoptada por la AFE: "No entendemos por qué convoca una huelga, no creo que tenga motivos en este momento para convocarla. Llevamos más de dos meses trabajando con ellos para configurar un nuevo convenio colectivo y hemos aprobado dos cuestiones importantes:el control económico y el fondo de garantía salarial".

Por otra parte, adelantó que estaban tratando de cambiar el sistema de retribución e impulsar los salarios mensuales en lugar de las fichas. "Hemos hablado de trabajar en proceso exprés para resolver contratos e impagos. Y no se ha hablado de que los internaciones no tengan vacaciones ni cuestiones así. No ha habido ningún comentario en ese sentido"

El fondo de garantía concursal, insuficiente

La semana pasada, la LFP aprobaba en su asamblea extraordinaria la aprobación de un fondo para garantizar parte de las deudas que los clubes mantienen con los futbolistas. Dicho fondo garantiza un máximo de 240.000 euros por futbolista de Primera y 120.000 a cada uno de Segunda. Esta medida fue aprobada sin el visto bueno del sindicato de futbolistas, algo que, según denuncia el presidente de la AFE Luis Rubiales, "ha dejado de lado" las propuestas tratadas en ese sentido: "jemos propuesto, como existe en Alemania, Inglaterra u Holanda, que haya medidas preventivas. Allí el club que no va a pagar no compite. Hemos pedido que a los jugadores que les adeudan tres mensualidades puedan romper su contrato y parecía que habíamos llegado a un acuerdo, pero se dejó a un lado".

Dos amenazas de huelga que no prosperaron

El fútbol español ha estado inmerso, con el anuncio de hoy, en hasta tres amenazas de huelga en el último año, requeridas tanto por LFP como por AFE. El sindicato de futbolistas llamó a la huelga durante las pasadas navidades y pedía que no se jugara la jornada programada para el domingo 2 y el lunes 3 de enero, al considerar que son fechas de descanso según el convenio colectivo. La joranda finalmente se disputó.

En marzo fue la patronal de los clubes la que se plantó y amenazó con que no se disputara la jornada del 2 y 3 de abril. Exigían al Gobierno una modificación en la Ley que regula las retransmisiones deportivas de interés general, para eliminar la obligatoriedad de la emisión en abierto de un partido cada jornada. Siete equipos de la propia LFP, Real Sociedad, Villarreal, Zaragoza, Español, Sevilla, Málaga y Athletic de Bilbao impugnaron la huelga ante el Juzgado de Primera Instancia de Madrid, que finalmente les dio la razón y obligó a la LFP a proseguir con el calendario aprobado en verano.