El yen y el franco se han convertido en valores refugio

El franco suizo se deprecia tras la intervención del Banco Central

Segunda intervención del Banco Nacional de Suiza en una semana. Su continua apreciación respecto al euro y al dólar ha llevado al banco central del país a aprobar medidas adicionales a la bajada de tipos de hace siete días. El incremento de liquidez ya se deja notar en el mercado y el franco se cotiza a 0,9632 euros.

Suiza
Suiza

El franco se ha apreciado más de un 24% en los últimos seis meses y, aunque aún no ha alcanzado la paridad con el euro, el Banco Nacional de Suiza (SNB por sus siglas en inglés) temía que esto sucediera después de que, tras la jornada de ayer, la divisa helvética pasara de cotizar 0,934 euros a 0,965. La reacción de la máxima autoridad monetaria en Suiza no se hizo esperar y a través de una nota de prensa ha anunciado nuevas actuaciones "contra la apreciación del franco suizo". El resultado es que en la mañana de hoy, la moneda se ha depreciado hasta los 0,9632 euros. Y todo apunta a que va a seguir descendiendo.

Las turbulencias en los mercados durante los últimos tiempos a uno y otro lado del Atlántico han convertido al franco suizo junto al yen en valores refugio, aumentando su apreciación y obligando a sus bancos centrales a actuar para evitar el deterioro de sus economías. Si la semana pasada el Banco Nacional de Suiza, con sede en Zúrich, decidía rebajar el tipo de interés interbancario, en la mañana de hoy confirmó "medidas adicionales" para inyectar liquidez en su mercado de divisas y frenar la apreciación de su moneda.

Según la nota enviada, la intención del SNB es "aumentar sus depósitos a la vista desde los 80 millones de francos actuales [76,57 millones al cambio de mediodía de hoy] a los 120 millones [114,8 millones de euros]". Además, aseguró que llevará a cabo otras políticas monetarias como operaciones swap de divisas para aumentar aún más la liquidez, una medida a la que ya se recurrió en otoño de 2008.

El SNB añade que la sobrevalución "representa una amenaza para el desarrollo de la economía Suiza" y que ha aumentado "el riego de la estabilidad de precios". Como hizo hace una semana al anunciar la bajada de tipos, tampoco descarta "tomar nuevas medidas contra la fortaleza del franco" si es necesario en el futuro.