Lady Gaga invierte en tecnología

Los músicos piden paso en Silicon Valley

No solo de discos y conciertos viven los músicos. Lady Gaga ha sido la última en sumarse a la lista de artistas que invierten en compañías tecnológicas.

La artista Lady Gaga durante su concierto en Barcelona
La artista Lady Gaga durante su concierto en Barcelona

Lady Gaga se estrenó en el mundo de la tecnología el pasado mes de mayo cuando decidió que el estreno de su nuevo disco Born this way iba a coincidir con el lanzamiento de GagaVille, un juego online ideado en colaboración con Zynga, el creador de los juegos para Facebook Farmville y CityVille, en el que los usuarios de la red social podían escuchar las canciones del nuevo album unos días antes de su lanzamiento en el mercado mientras pasean o recolectan en su granja.

La prensa de Estados Unidos cuenta que el interés creciente de Gaga por el sector tecnológico se debe en buena parte a su manager, Troy Carter, que ha creado las starts-up Backplane, Bre.ad y Lumier. La cantante ha adquirido en las últimas semanas una participación del 20% en Blackplane, star-up que ha alcanzado un capital de 1.000 millones de dólares tras la entrada de Tomorrow Ventures, vehículo inversor de Erich Smith, el consejero delegado de Google.

Y es en una de estas pequeñas empresas tecnológicas, Blackplane, donde la cantante comparte inversión con el consejero delegado de Google Erich Smith. Smith, a través del vehículo inversor Tomorrow Ventures, que creó en en 2009 para invertir en pequeñas compañías tecnológicas. Blackplane, que espera lanzarse a finales de agosto, estudia convertirse en una nueva red social que convine la música, la tecnología y la vida de los artistas y donde además estén integrados tanto Facebook como Twitter, donde la cantante tiene una importante presencia.

Ya un año antes, Lady Gaga fue invitada por el consejero delegado de Apple, Steve Jobs, a la sede central de la compañía en Cupertino para presentar a la cantante la red social musical de iTunes, Ping.

Uno de los primeros músicos que optaron por invertir en compañías fue Bono, el líder del grupo británico U2, a través del fondo Elevation Partners, que tiene participaciones en la empresa de telecomunicaciones Palm y en la revista Forbes, entre otros. Uno de sus mayores hits en el mundo de la inversión ha resultado ser la compra en abril de 2010 de un 1% del capital social de Facebook por unos 90 millones de dólares. Desde entonces, la valoración de la red social no ha dejado de crecer y las últimas cifras disponibles hablan de una valoración cercana a los 70.000 millones de dólares, lo que habría disparado la rentabilidad de la adquisición de Bono.

El músico y actor Justin Timberlake también ha apostado por las compañías tecnológicas. Tras su paso por la película La red social el artista un acuerdo con la compañía de publicidad online Specific Media para adquirir Myspace por 35 millones de dólares a News Corp.

Hollywood también está interesado

Además de estrellas musicales, actores y actrices también han mostrado interés por situarse en Silicon Valley. Uno de ellos es Ashton Kutcher (marido de Demi Moore y nuevo actor protagonista de la serie Dos hombres y medio) que participa en el fondo de inversión A Grade. Aunque no todas sus incursiones en el negocio tecnológico han sido un acierto, destaca su compra junto con otros socios de Skype en 2009 por unos 2.750 millones de dólares, compañía que vendieron hace unos meses a Microsoft por 8.500 millones de dólares, unos 5.920 millones de euros.

Entre sus últimas apuestas destaca el sitio Airbnb, que permite a los usuarios encontrar alojamientos en varias ciudades.