Caídas de más del 5%

Las plazas árabes se tiñen de rojo

Las bolsas de Egipto y de los Emiratos Árabes Unidos se resintieron hoy en el inicio de la semana bursátil debido a la rebaja de la calificación de la deuda de Estados Unidos.

La plaza egipcia se desplomó el 4,54% al inicio de la primera sesión posterior al fin de semana musulmán, tras pasar de los 5.008 puntos a los 4.780 en apenas quince minutos.

Según el índice bursátil de las 30 principales empresas egipcias, el mercado comenzó a subir pero no logró recuperarse y terminó situándose en los 4.799 puntos (el 4,17% menos) al final de una jornada en la que apenas mejoraron los valores de 8 empresas y empeoraron los de 168.

Después de que la agencia Standard and Poor's degradase la nota de la deuda de EE UU a AA+ por primera vez en la historia de ese país, el ministro de Finanzas de Egipto, Hazem Beblawi, restó importancia a la influencia que esto puede tener en la economía egipcia.

En declaraciones recogidas por el diario local Ahram, Beblawi sostuvo que Egipto "no está integrado en la economía mundial" y no se verá perjudicado por un escenario en el que, aseguró, el dólar cada vez tiene un peso menor y ha estado protegido por las reservas que China posee de esta divisa.

En Arabia Saudí, el principal mercado de la región, el indicador de referencia de la bolsa saudí, el TASI, registró algunos altibajos y cerró con una ligera subida del 0,8%, hasta los 6.081 puntos, tras haber experimentado un desplome del 5,46% el sábado debido al recorte de la calificación de la deuda estadounidense.

La incertidumbre también se notó en Dubái, donde la bolsa cayó un 4,5% y acabó con un 3,69% menos y 1.484 puntos.

En Kuwait, por su parte, la bolsa cerró el día con una bajada del 1,61%, hasta colocarse en 5.968 puntos.

En Abu Dabi, el índice de la bolsa cedió un 2,53% y se situó en 2.603,22 puntos debido a la caída generalizada de las acciones en todos los sectores. El analista económico Mahmud Karkuti señaló a Efe desde Abu Dabi que el miedo en los mercados financieros de esta zona está relacionado con el volumen de las inversiones del Golfo en los bonos del Tesoro estadounidense, en torno al 3%, y con el estrecho vínculo que tienen las monedas locales con el dólar.