Insta a los países del euro a proseguir con las medidas de ajuste

Alemania critica a Barroso por "confundir a los mercados"

El ministro de Economía alemán, Philipp Rösler, ha criticado al presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso, por "cuestionar" las decisiones de la última cumbre de la zona del euro y "confundir" a los mercados, según avanzó hoy la revista alemana Focus.

En una entrevista que el semanario publicará íntegra mañana, el titular de Economía y vicecanciller de Alemania carga, sin citarlo explícitamente, contra quien ha puesto en duda las decisiones adoptadas a finales de julio en la cumbre extraordinaria de líderes de la zona del euro en la que se aprobó el segundo rescate a Grecia. El pasado jueves, la CE pidió revisar el tamaño del fondo de rescate de la zona euro.

Quien "cuestiona estas decisiones sólo dos semanas después" de su aprobación, "confunde a los mercados", porque ya no saben con certeza qué decisiones va a "defender el eurosistema", señaló Rösler. "Nosotros respaldamos totalmente las decisiones adoptadas en la cumbre extraordinaria del 21 de julio", agregó el ministro, del liberal FDP.

A continuación, Rösler instó a los miembros de la zona del euro a proseguir con las medidas de ahorro y los programas de ajuste fiscal para atajar la actual crisis de la deuda e, incluso, a añadir en sus constituciones nacionales un límite de endeudamiento. "Una disciplina presupuestaria y una política fiscal sólidas en cada uno de los estados son condiciones necesarias para una moneda estable", argumentó.

Por su parte, el eurodiputado conservador alemán Elmar Brok, de la CDU de la canciller Angela Merkel, criticó hoy en declaraciones a la radio pública germana Deutschlandfunk que esta semana "muchos políticos" europeos "han perdido los nervios" y "no han podido cerrar la boca".

El ministro alemán ya criticó ayer explícitamente las declaraciones de Barroso por "reabrir" a "destiempo" y de manera innecesaria el debate sobre la situación financiera de la eurozona.

En los últimos días la prima de riesgo de los bonos soberanos de España e Italia ha sobrepasado los 400 puntos en diversos momentos, alcanzando máximos históricos para ambas naciones desde la introducción de la moneda común. Además, las bolsas europeas se han teñido de rojo.