Pasa a B2, con perspectiva positiva

Moody's revisa al alza la calificación de Ono

No todo son rebajas entre las agencias de calificación. Moody's anunció hoy su decisión de revisar al alza la calificación del operador por cable de televisión y telefonía Ono. Ha pasado a B2, con perspectiva positiva. Esta decisión refleja el éxito de la emisión de pagarés garantizados y por el buen comportamiento del negocio en el segundo trimestre.

La nueva calificación de Ono, en todo caso, concede a la compañía la condición de altamente especulativa, y sigue estando cinco grados por debajo del grado de inversión según la escala de Moody's. Para la agencia de calificación, en todo caso, Ono ha registrado "un sólido comportamiento a pesar de las presiones macroeconómicas". En el segundo trimestre, la compañía comunicó un crecimiento plano de los ingresos, una mejoría respecto a los descensos registrados durante los tres años anteriores. El Ebitda, por su parte, mejoró un 6,3% hasta 187 millones, lo que ha reducido el ratio de apalancamiento de 5,1 4,7 veces el beneficio operativo.

A esta reducción ha contribuido la emisión de bonos de 300 millones con fecha de vencimiento a 2018. Para Moody's, esta emisión es "un pequeño, pero positivo paso en la dirección adecuada de extender el perfil de vencimiento de la deuda de la compañía y reducir progresivamente el muro de refinanciación en 2013".