La aseguradora gala ganó 3.999 millones

Axa multiplicó por cuatro sus beneficios semestrales

La aseguradora francesa Axa anunció hoy que sus beneficios en el primer semestre fueron de 3.999 millones de euros, un 324 por ciento más que en el mismo periodo de 2010, una subida que se explica en parte por la venta de activos.

La aseguradora francesa Axa anunció hoy que sus beneficios en el primer semestre fueron de 3.999 millones de euros, un 324% más que en el mismo periodo de 2010, una subida que se explica en parte por la venta de activos. Axa explicó en un comunicado que las cuentas de los seis primeros meses del año pasado incluían unas pérdidas de 1.478 millones de euros ligadas a la venta de actividades en el Reino Unido, mientras que las de 2011 incluyen unas plusvalías de 1.440 millones por la cesión de activos en Australia y Nueva Zelanda.

El grupo sufrió una depreciación de 92 millones ligadas a su exposición a la deuda soberana griega, una incidencia menor a la que han sufrido otras entidades financieras francesas. El volumen de negocios del grupo bajó un 5% en el primer semestre, hasta los 46.836 millones, pero creció un 11% el margen operativo, hasta los 2.222 millones y un 9% el resultado corriente, hasta los 2.393 millones.

El presidente de Axa, Henri de Castries, indicó que "los resultados del primer semestre muestran que la empresa está en la buena vía para lograr los objetivos fijados en el plan estratégico" del grupo. Ese plan, presentado en junio pasado, se marca como meta generar 24.000 millones de euros de tesorería operativa entre 2011 y 2015, entre otros objetivos. El grupo cuenta con desplegar parte de su capital en países emergentes y disminuir costes en mercados desarrollados.