La city

El cine busca más público

Los aficionados al cine esperaban como agua de mayo la llegada del fin de semana de celebración de la Fiesta de Cine, por la cual, a un módico precio de dos euros, los espectadores podían ver cualquier película de la cartelera. El evento, organizado por los productores, distribuidores y empresarios, se ha celebrado en sus dos primeras ediciones en junio.

Pero este año, pasó este mes, y también julio, y la fiesta no ha llegado. Parecía que la iniciativa había pasado a mejor vida. Algo extraño, porque se ha erigido, en su corta existencia, como un elemento dinamizador de la recaudación y la asistencia. Pero no, se ha trasladado al último fin de semana de septiembre. ¿Por qué? Para aprovechar que aún el peso de la crisis no ha aplacado el ánimo tras las vacaciones y captar más público.