Hasta 90 millones de euros

El nacionalizado Northern Rock redujo un 43,7% sus pérdidas semestrales

Northern Rock, el primer banco del Reino Unido nacionalizado por la crisis crediticia, en 2008, informó hoy de unas pérdidas en el primer semestre del año de 78,8 millones de libras (90 millones de euros), lo que supone una reducción del 43,7% respecto al mismo periodo de 2010.

En un comunicado, el banco, que hizo historia por ser el primero en 150 años en pasar a manos del Estado por falta de financiación en plena caída de los mercados de crédito internacionales, dijo que ese resultado está en línea con las expectativas y pronosticó que se situará en beneficios a finales de 2012.

El Gobierno británico anunció el pasado junio su intención de poner a la venta la entidad, opción que exploran ahora sus directivos, al tiempo que intentan sanear las cuentas.

Según la breve hoja de balance del banco, que no precisa resultados netos, Northern Rock tuvo en el semestre de enero a junio una facturación de 40,6 millones de libras (46,4 millones de euros), frente a los 28,5 millones del año anterior.

Al presentar estos datos, el presidente ejecutivo de la entidad, Ron Sandler, dijo que ésta "hizo buenos avances durante la primera mitad de 2011" y, aunque las pérdidas han continuado, como se esperaba, "se han reducido y se está generando impulso". "La empresa espera empezar a generar beneficios en la segunda mitad de 2012", afirmó.

Por otra parte, Sandler señaló que trabajan con el Gobierno y asesores para facilitar la venta de Northern Rock, que se hará "en el momento adecuado y en el mejor interés de los contribuyentes".