"Se acabó la diversión", asegura

El gestor de Pimco cree que el acuerdo de deuda en EE UU no hace mella en el déficit

Bill Gross, que dirige el mayor fondo de bonos del mundo, dice que "a pesar de que EE UU haya logrado evitar una crisis de deuda y tal vez una rebaja de calificación, aún queda una mancha en la reputación, una 'A' escarlata por 'abuso' presupuestario, que no va a desaparecer".

Bill Gross, fundador y gestor de PIMCO, se encuentra decepcionado con la negociación en Washington para recortar el gasto público y aumentar la capacidad de endeudamiento de EE UU. En su boletín mensual de perspectivas de inversión, Gross asegura que el acuerdo no hace una "mella significativa" en el déficit.

Gross, cuyo fondo de retorno absoluto de 243.000 millones de dólares tenía un 8% en bonos y títulos vinculados al Tesoro estadounidense a finales de junio, considera que aún es necesaria una mayor reducción del déficit. "Se acabó la diversión", asevera, por mucho que los signos de alivio por el acuerdo se oigan "a lo largo de los mercados financieros del mundo".

"Nada de lo dispuesto en el compromiso alcanzado en el Congreso el fin de semana hace una mella significativa en nuestro déficit de 1,5 billones de dólares", escribe Gross en su exitoso boletín de noticias. "Se necesitan más billones de recortes en el gasto, y sí, también miles de millones de subidas de impuestos, para estabilizar nuestro ratio 'oficial' de deuda/PIB en 90% más o menos".

Espada de Damocles

El plan aprobado por la Cámara de Representantes el lunes elevaría el límite de endeudamiento lo suficiente como para durar hasta 2013. Llama a recortes de gastos por valor de 2,1 billones repartidos en 10 años y crea un comité del Congreso para recomendar un paquete de reducción del déficit a finales de noviembre.

Gross, citando estimaciones de la Oficina de Gestión y Presupuesto, señala que el acuerdo reducirá los déficit futuros como mucho un 0,5%, lo cual "no incluye nuevos impuestos y reincide en la creencia de que no tenemos que pagar por nuestros pecados".

"Además de la ya existente deuda pendiente del Tesoro, de casi 10 billones de dólares, EE UU tiene insondables obligaciones futuras por valor de 66 billones al coste neto actual", añade Gross. El experto opina que hay cuatro formas de reducir los pasivos futuros: equilibrar el presupuesto y/o aumentar el déficit, inflación no esperada, depreciación de la moneda, y represión financiera a través de tasas de interés reales bajas o negativas.

Pimco prevé un crecimiento económico más cercano al 2% que al 3%, lo que dificulta el crecimiento del país por encima de sus déficit. "Reduzcamos esos 66 billones si nos preocupa, pero el recordatorio subjetivo sigue cerniéndose sobre los mercados financieros como una espada de Damocles", puntualiza Gross.

Según Gross, los inversores deberían mirar hacia los países que tienen "camisas sucias más limpias y mayores tasas de interés real: Canadá, México, Brasil y Alemania, por ejemplo".