A finales de octubre dejará de operar vuelos

Réquiem por el aeropuerto de Ciudad Real

Vueling ha sido el último en anunciar su partida del primer aeropuerto privado de España. A partir del 29 de octubre la aerolínea no operará sus vuelos en el aeródromo de Ciudad Real por la "baja rentabilidad".

Sala de llegadas de pasajeros del Aeropuerto Central de Ciudad Real
Sala de llegadas de pasajeros del Aeropuerto Central de Ciudad Real

El Aeropuerto Central de Ciudad Real se quedará desierto a partir del próximo 29 de octubre. Vueling, la única aerolínea que opera en el aeródromo ha anunciado que no operará más vuelos a partir del próximo 29 de octubre dada la baja rentabilidad, "el alza del precio del combustible y el estancamiento de la economía española".

El primer aeropuerto privado de España, inaugurado en diciembre de 2008, pierde de esta forma a su único operador después de que Air Nostrum y Air Berlín dejaran de operar en él en 2010. También hizo lo propio la aerolínea irlandesa Ryanair (que buscaba con ello evitar pagar las tasas del aeropuerto de Madrid Barajas), que tras anunciar a bombo y platillo en mayo de 2010 de comenzaba a operar tres vuelos semanales a Londres, en junio de ese mismo año canceló todas sus operaciones ante la "notable incertidumbre sobre el futuro del aeropuerto".

El carpetazo de Vueling complica más si cabe la existencia del aeropuerto Central, que a tan sólo 17 kilómetros de Ciudad Real y de sus 74.000 habitantes, que quería convertirse en el primer aeropuerto de Castilla La-Mancha y en la alternativa a Barajas. Una alternativa que ya intentó lograr con su nombre, cuando tras quererse denominar Madrid Sur.

La sociedad propietaria del aeródromo, CR Aeropuertos) se encuentra inmerso desde 2010 en concurso de acreedores por su "su incapacidad para atender regularmente el pago de sus obligaciones" con sus deudores, a los que les adeuda 290 millones de euros, según dictaminó el juez. Además, a principios de junio se conocía la dimisión del secretario general de la infraestructura, Escolástico González.

En la actualidad la infraestructura está en manos del Banco de España, que se hizo con su control tras la intervención de CCM, caja que controlaba el 30,1% del capital de la sociedad gestora del aeródromo y que invirtió 30 millones de euros de capital en él además de financiaciones a otros accionistas por importe de otros 70 millones de euros. Lejos quedan los tiempos en los que los dueños del aeródromo estudiaban la venta de una participación de control al grupo inversor Abu Dhabi Airport Company allá por marzo de 2009.

Castellón: inauguraciones sin aviones

Aeropuerto Central no será el primer aeródromo español sin aviones. El de Castellón, que fue inaugurado en marzo por el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, no cuenta aún con los permisos de vuelo necesarios.

El aeropuerto, que ha costado 150 millones de euros, no cuenta aún con los permisos de navegación aérea, si bien el director de la gestora de la infraestructura, Aerocas, Juan García Salas, entregó a comienzos de julio la documentación a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) para solicitar dichos permisos.