Eleva su facturación a 45 millones

Papas Vicente Vidal compra Aperitivos Gus y disputa el liderazgo nacional a Matutano

Con la adquisición, el grupo formado por Apex, Papas Vicente Vidal y Aperitivos Gus, con capital 100% español, amenaza el liderazgo de Matutano-Lays en el mercado nacional de las patatas fritas.

Patatas fritas
Patatas fritas

El liderazgo del mercado español de patatas fritas, uno de los aperitivos de mayor aceptación, puede cambiar de manos. El tradicional predominio de la multinacional Pepsico, que comercializa las marcas Matutano y Lays, está amenazado tras los últimos movimientos del sector. La valenciana Papas Vicente Vidal, que fue adquirida el pasado febrero por la navarra Apex (Aperitivos y Extrusionados) ha cerrado la compra de la leonesa Aperitivos Gus, que cuenta con la fábrica más moderna del sector, inaugurada el año pasado y con capacidad para procesar 30.000 toneladas de patata.

Tras esta operación, el grupo formado por Apex, Papas Vicente Vidal y Aperitivos Gus, con capital totalmente español, eleva sus ventas a 45 millones de euros , además de contar con una potente red de distribución que cubre todos los canales de venta, desde las grandes superficies a Horeca, pasando por Impulso y Vending.

Para Santiago Sala, director general del Grupo, "la adquisición de Aperitivos Gus incorpora ventajas competitivas en costes y aporta un tamaño que nos permitirá reforzar la inversión en nuestras marcas Papas Vicente Vidal y Aspil. Además de continuar ganando cuota de mercado en España, nuestro objetivo es abordar la internacionalización, para lo que proyectamos nuevas inversiones en innovación y marketing.

La navarra Apex, que inició el proceso que ha culminado con la adquisición de Aperitivos Gus, formó parte del grupo Borges hasta diciembre de 2007. Su accionariado está formado por el grupo Clave Mayor y la Sociedad de Desarrollo de Navarra (SODENA), empresa pública dependiente del Gobierno foral , junto a otros accionistas minoritarios y el propio director general de la compañía, Santiago Sala. En 2008, la empresa puso en marcha un Plan Estratégico, cuyo hito más importante fue la adquisición de Papas Vicente Vidal, operación con la que logró duplicar sus ventas.La marca Vidal se incorporó a las de Aspil y Ábrego, comercializadas por Apex. Y reforzó el fuerte ritmo de crecimiento (superior al 20%) en el último trienio.

La firma navarra realizó una ampliación de capital de 4,1 millones para la adquisición de Papas Vicente Vicente Vidal. Sala reconoce que "fue un esfuerzo importante, ya que se trataba de una empresa de dimensión similar". En pocos meses, se ha demostrado el acierto de la operación, que puede ser continuado con la compra de Aperitivos Gus. Además de contar con la fábrica de tecnología más avanzada, la compañía leonesa tiene la materia prima muy cercana, lo que facilitará el control de la calidad de la patata desde el campo.