La firma asegura que la piratería se ha incrementado

El 'Alakrana' vuelve a sonreír

El armador del atunero secuestrado en 2009 califica 2010 como "el mejor año de la historia de la compañía"

Un año han tardado en el cuartel general de Echebastar en la localidad vizcaína de Bermeo volver a sonreír. Desde 2009, año del secuestro de su atunero Alakrana en aguas del océano Índico, no había habido sitio para la alegría en la empresa. Pero el año pasado fue distinto. Las cuentas de Echebastar Fleet correspondientes a 2010, recientemente depositadas en el RegistroMercantil, son contundentes. En el apartado de lamemoria Exposición de la evolución de los negocios de la sociedad, el equipo directivo de la compañía es meridiano y contundente. "El año 2010 va a pasar a la historia como el mejor año en términos de resultados y rentabilidad de la compañía. La combinación de buenas capturas, buenos precios de venta y una gestión, tanto de ingresos como de contención de gastos, eficaz ha posibilitado rentabilizar al máximo esas capturas y obtener unos resultados excelentes a pesar del incremento de ciertos costes como el gasoil y el coste de seguridad privada".

Y en términos estrictamente económicos, la sonrisa del Alakrana y de su armador es la mejor ilustración posible para los 5,6 millones de euros de beneficio neto, que la empresa arrojó el año pasado. De ellos destinará a dividendo activo 1,5 millones y el resto se va dedicar íntegramente a reforzar su músculo financiero ingresando como reservas voluntarias.

Sus ingresos se dispararon. Logró unas ventas de 37,7 millones de euros, cuando en 2009 se quedo en 24,8 millones, que le permitieron arrojar un beneficio de explotación de 7,6 millones de euros, cuando el pasado año solo pudo lograr pérdidas de 2,5 millones.

Sin duda, un giro copernicano, de 180 grados, respecto a lo que el mismo equipo directivo escribió en el mismo apartado de lamemoria un año antes: "2009 va a pasar a la historia como un año pésimo para la compañía. Al secuestro del buque Alakrana hay que añadir losmalos resultados obtenidos por la sociedad". En ese año: el secuestro; "el acoso de grupos de piratas al que se ha visto sometida nuestra flota y que ha impedido un desarrollo normal de la actividad pesquera" -aseguraba la empresa-; el descenso en el precio de ventamedio de las capturas en un 30% y la aparición de "nuevos costes de explotación, tales como el coste de la seguridad privada" se tradujeron en que en la última línea de la cuenta de resultados aparecieran 2,5 millones de euros de números rojos.

Pero en 2010 todo se da la vuelta. Como si se tratara del despertar de un mal sueño el armador escribe a su consejo de administración: "Los buenos resultados de 2010 tienen su origen en un volumen de capturas que han experimentado un crecimiento del 31%. En el buen comportamiento del precio de venta, un 28% superior al del año anterior, en la excelente gestión de nuestro departamento comercial diversificando clientes y mercados y en una buena gestión de costes".

Conflicto

Sin embargo, hay un tremendo conflicto que persiste: el informe de gestión subraya que "el problema de la piratería en el Océano Índico lejos de desaparecer incluso se ha incrementado y ello nos obliga a seguir contando con personal de seguridad a bordo de todos nuestros buques"

La empresa advierte en su memoria de los gastos que le generan "este servicio son ya de tal magnitud que el epígrafe coste de seguridad "ocupa el sexto lugar en el ranking de nuestra cuenta de resultados, a pesar de las ayudas recibidas tanto del Gobierno central como del Gobierno vasco.

En cuanto a la actividad prevista para este año, la sociedad la contempla un optimismo matizado con gran cautela. Asegura que en el primer trimestre del ejercicio, a pesar de que las capturas han sido un 5% inferiores a las del año pasado, los precios demercado han subido y con ello se ha compensado la merma de ingresos.

"En cualquier caso, añade, "parece previsible que el volumen de capturas de la flota podría situarse en cantidades inferiores, en torno al 15% con respecto al ejercicio anterior, siempre y cuando el acoso de los piratas nos permita trabajar con normalidad". "Desgraciadamente", continúa, "el precio del combustible se ha disparado al alza en torno al 155% y sigue ascendiendo". Por ello concluye, esta situación "nos restará rentabilidad en el ejercicio correspondiente a 2011".