Aunque todavía está en niveles de expansión

La producción fabril en China toca mínimos en 28 meses

El crecimiento de la producción industrial de China registró en julio su nivel más débil en 28 meses, según el índice PMI, en un momento en el que los fabricantes lidian con la escasez de crédito y de demanda global.

El Índice General de Compras de China (PMI por sus siglas en inglés), indicador del estado de la industria, evidencia que la segunda mayor economía del mundo se está desacelerando suavemente, aunque los analistas opinan que la ralentización está lejos de ser una frenada brusca y auguran que el motor del crecimiento chino se expandirá al menos un 9% este año

El PMI retrocedió a 50,7 en julio desde el 48,9 en junio, pero aún se sitúa en niveles de expansión y superó la previsión del mercado de 50,1. El nivel de 50 puntos usualmente divide la expansión de la contracción.

Se trata, no obstante, del cuarto descenso mensual consecutivo que lo coloca en su cota más baja de los últimos 28 meses.

De acuerdo con analistas asociados al Gobierno chino, la cifra de julio muestra que la economía del país asiático "está todavía ajustándose", en un momento de desaceleración después de que Pekín aprobara medidas de estímulo en el bienio 2009-2010 para sortear la crisis financiera global.

"El crecimiento está reduciéndose establemente, algo que está en línea con los objetivos de reestructuración", señaló Zhang Liqun, del Centro de Investigación del Desarrollo, ligado al Consejo de Estado (Ejecutivo).