Cirugías más demandadas en época preestival

Cuerpos a la carta

El verano anima a moldear la figura.

La llegada del calor obliga al destape. Y con él, quedan más expuestos a los ojos ajenos esos complejillos y vergüenzas que uno preferiría no enseñar. Es por ello que entre los meses de marzo y junio aumentan las operaciones de cirugía estética. "El verano influye. Es un acicate importante para quien quiere mejorar una parte de su anatomía", dice la doctora Isabel de Benito, de la clínica Porcuna & De Benito y miembro de la Junta Directiva de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética).

Pero, de entre todos los retoques posibles, ¿cuáles son los auténticos hits en campaña preestival? Hombres y mujeres tienen preferencias.

La intervención más demandada por ellas es el aumento de mamas. Resulta así en los meses previos al verano y también durante el resto del año. "Es la operación estrella", recalca la doctora De Benito. El precio de una mamoplastia de estas características puede ascender a 6.500 euros.

La segunda posición del ranking femenino la ocupan las liposucciones. Esta técnica de extracción localizada de la grasa subcutánea puede ser aplicada en diferentes partes del cuerpo. Según dónde sea realizada y la extensión de la zona, el coste puede variar entre los 4.000 y los 6.500 euros. La cirugía de los párpados o blefaroplastia es la tercera más solicitada por las mujeres antes del verano y exige un desembolso de 2.500 a 4.000 euros.

Preferencias masculinas

Entre los hombres -que representan poco más del 12% de los pacientes-, la liposucción en el abdomen es la operación con más tirón. Eliminar la barriguita puede costar unos 4.000 euros. A continuación, está la blefaroplastia y, en tercer término, aparece el lifting facial del tercio inferior de la cara y el cuello. El estiramiento en esa banda corporal tiene un precio de entre 4.000 y 6.000 euros.

Según los últimos datos disponibles -relativos a 2009-, los cirujanos plásticos realizan unas 105.000 intervenciones al año en España, que generan un volumen económico de 175 millones de euros aproximadamente. España es el decimosegundo país por número de operaciones de cirugía estética. El podio lo ocupan Estados Unidos, primero; Brasil, segundo, y China.

Aunque es un sector con recorrido y buenas perspectivas, la doctora Isabel de Benito asegura que la crisis también ha hecho mella aquí. "El número de intervenciones en España ha podido bajar entre el 30% y el 50% como consecuencia de la coyuntura económica que estamos atravesando y de la falta de financiación", explica.

Decálogo de consejos antes de someterse a una operación de cirugía plástica

(Elaborado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética)

1. Es imprescindible seleccionar un cirujano plástico con título oficial de especialista. Sería, asimismo, altamente recomendable que tuviera una experiencia manifiesta en la especialidad. La página web www.secpre.org puede ayudarte a encontrarlo. Todos los miembros de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) ofrecen una excelente formación profesional.

2. Desde la primera visita, el paciente debe ser explorado, valorado e informado por el cirujano plástico que va a realizar la intervención y nunca por un agente comercial. Desconfía de las visitas informativas gratuitas y de las ofertas estrictamente comerciales.

3. La intervención debe realizarse en un centro hospitalario o clínica que disponga de todos los recursos necesarios para atender cualquier posible situación de emergencia. Además, debe realizarse en un quirófano que posea todas las medidas higiénicas y de seguridad exigidas.

4. Antes de cualquier intervención es necesario contar con pruebas preoperatorias del paciente tales como estudios electrocardiográficos, analíticos y radiológicos. De esta forma se comprueba que no existe ninguna contraindicación médica para realizar la operación y que se accede al quirófano con la máxima información requerida.

5. El paciente tendrá que firmar un documento con su consentimiento una vez que se considere bien informado y haya entendido las dudas sobre la intervención a la que va a ser sometido y los objetivos que se pretende conseguir con la misma.

6. Todo el equipo médico que trabaja con el cirujano plástico debe tener su titulación oficial correspondiente.

7. Cualquier intervención de cirugía mayor ambulatoria o cirugía con anestesia general debe contar con la presencia, en el quirófano, de un médico anestesista cualificado y titulado.

8. Algunas operaciones requieren el ingreso del paciente en la clínica u hospital y otras no. Aun así, en ambos casos es necesario el seguimiento y revisión del paciente durante el proceso postoperatorio.

9. La evolución del paciente tras la cirugía debe realizarla personal cualificado bajo la supervisión del cirujano plástico responsable o por él mismo. Tras el alta médica el paciente deberá disponer de un informe en el que se detalle la operación practicada y los consejos a seguir en el futuro.

10. Hay que tener el tiempo necesario para tomar la decisión adecuada. Si se tienen dudas, hay que resolverlas antes de la cirugía e incluso se puede pedir una segunda opinión a otro profesional. Nunca hay que precipitarse ni tomar la decisión en situaciones excepcionales.