Consideran que el mercado ya tenía descontado el anticipo electoral

Los expertos hablan: 'El adelanto no aplacará a la deuda ni a la Bolsa'

Primeras reacciones al adelanto electoral. Los expertos consultados consideran que el anuncio estaba descontado y que la volatilidad en los mercados persistirá.

Caída
Caída

Las primeras informaciones sobre el adelanto de las elecciones parecieron calmar a la prima de riesgo y a la Bolsa. Pero, una vez confirmado, las aguas han vuelto a su cauce. El diferencial concluyó el viernes en 354 puntos y el Ibex cayó un 0,27%.

Los expertos consideran que el mercado ya había descontado la medida: "El impacto ha sido prácticamente nulo y no esperamos a corto plazo cambios en el mercado por este motivo. El mercado se ha cansado de oír palabras, quiere hechos; habrá que esperar hasta noviembre para ver quién y de qué manera gana", explica Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4.

La experta de Renta 4 advierte que las elecciones suelen sentar mal a la Bolsa, aunque añade que en este caso no se espera un cambio sustancial en la política económica y que, tras las elecciones autonómicas y municipales, no existe incertidumbre, a priori, sobre quién ganará. "En cualquier caso, continuará siendo Europa la que marque la hoja de ruta, la misión será poner orden en las finanzas públicas", sentencia.

Félix González, socio director general de la Eafi Capitalia Familiar, no tomará decisiones de inversiones ante la noticia, que considera positiva aunque descontada. "Supone acortar la agonía, tanto económica como política, e implica una esperanza de cara al futuro, abre la puerta a un nuevo gobierno que puede traer energías renovadas para tomar las medidas que el mercado demanda", sentencia.

Veredicto con las primeras medidas

"La respuesta al anuncio ha sido muy puntual, el efecto ha durado unos minutos. La duda está ahora en quién ganará y, especialmente, en la manera en que lo hará. Un cambio de color político y con apoyo mayoritario supondría una inyección de optimismo para los mercados", explica Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros.

Roldán, no obstante, advierte de que la situación económica sigue pendiendo de un hilo y que lo definitivo para los mercados será ver si se toman las medidas que se reclaman a España: "Habrá que esperar a noviembre y diciembre para ver las primeras decisiones del nuevo Ejecutivo". Será entonces cuando los inversores den su veredicto.

Santiago Carbó, catedrático de la Universidad de Granada, señala que "se ha despejado una incertidumbre" pero añade que los fundamentos de los problemas continúan siendo los mismos. "La gravedad de nuestros problemas es más importante que la fecha electoral", remacha. Así, considera que la prima de riesgo seguirá en estos altísimos niveles durante una larga temporada: "Perder los 300 puntos, y como se solía decir antes, volver a los 200 creo que ahora mismo es imposible. Está lejísimos".

Joaquín Maudos, del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas IVIE y profesor de la Universidad de Valencia, es levemente más positivo: "Se ha resuelto una duda que existía desde hace bastantes meses por lo que si creo que podría haber cierto relajo en la situación de España". Con todo, advierte de que deberá continuarse con las reformas estructurales que ya había iniciado el Gobierno: "Si los mercado se creen estos avences mejoraremos, si no no independientemente del adelanto".