La crisis de la deuda afecta ya a la toma de decisiones

KPMG avisa del deterioro de la confianza empresarial

Las perspectivas de recuperación económica mundial avanzan con respecto al año pasado pero la crisis de la deuda soberana y la incertidumbre en los mercados deteriora la confianza empresarial, sobre todo en España, según KPMG.

Los empresarios no acaban de tenerlo aclaro. El último informe sobre perspectivas empresariales realizado por KPMG a nivel mundial indica una mejora generalizada de la confianza económica sobre las perspectivas que había el pasado invierno. El informe, elaborado por Markit Economics en nombre de la consultora sobre una encuesta a más de 11.000 empresarios y proveedores del sector servicios y de la industria, señala una mejora en las perspectivas de la actividad, sobre todo en los países emergentes, que tiende a extenderse a Estados Unidos y Europa.

El 55% de los encuestados prevén una mejora de su actividad empresarial durante los próximos doce meses. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta encuesta ha sido realizada previamente a la última crisis de deuda soberana, que llevó a celebrar la semana pasada una cumbre de urgencia del Eurogrupo para aprobar el segundo rescate de laUE a Grecia y otras medidas financieras para despejar el futuro de la Unión Monetaria.

Hilario Albarracín, socio responsable de Advisory de KPMG España, reconoce a CincoDías que el aumento de la incertidumbre provocada por las tensiones de la deuda y la subida de la prima de riesgo de las últimas semanas "afectará sin duda a las perspectivas empresariales a corto plazo".

"El aumento de la incertidumbre retrae, además, el consumo e impacta en una mayor dificultad en las condiciones de crédito para las empresas y sobre sus decisiones para acometer nuevas inversiones", señala. Estos son precisamente los principales problemas ahora, una vez que la inflación se está frenando con respecto a comienzos de año. No pasa lo mismo con el precio del petróleo. La encuesta revelauna preocupación mundial por que el precio crudo siga en niveles altos y provoque los temidos "efectos de segunda ronda". En el caso de España el sector servicios es el que más se está viendo afectado, sobre todo en áreas como el comercio minorista. Otros indicadores de confianza empresarial como el IFO alemán también reflejan el aumento de incertidumbre de cara al final de año.

El sector exterior como bálsamo

En este escenario complejo, las empresas deben buscar oportunidades. Estas vendrán a través de crecimientos inorgánicos, la apuesta por la I+D y aprovechando la expansión internacional.

"Existen grupos industriales españoles consolidados que ya han demostrado su fortaleza, y no solo grandes empresas del Ibex 35 sino pymes con una estrategia muy definida. Los mercados de alto crecimiento, tanto los BRIC con China e India a la cabeza, presentan grandes oportunidades para aquellas empresas que estén buscando encontrar alternativas, diversificar sus negocios y exportar conocimiento", añade Albarracín. "Más allá del modelo tradicional de exportación, se hace necesario implantarse en otras zonas geográficas, con proyectos greenfield, joint ventureso adquisición de empresas locales", concluye.