El plazo de solicitudes comienza en septiembre

Paf pide la licencia de juego online para operar legalmente en España el próximo año

La Ley del Juego recientemente aprobada por el Parlamento, y que legaliza el juego online, ya está produciendo los primeros movimientos en el sector. Paf, asociación pública de juegos de azar radicada en las Islas de Aland (Finlandia), tiene previsto pedir licencia para operar en España en juegos online.

El plazo de solicitudes comienza en septiembre y Paf prevé prestar los servicios legalmente en enero del próximo año. "Aunque todo dependerá de la rapidez que el Gobierno español se dé para tramitar las licencias", advierte Albin Tiusanen, director general de Paf en España

De entrada, a las empresas que quieran operar en la web, la Agencia Tributaria les obliga a liquidar los impuestos del segundo, tercer y cuarto trimestre de este año, a pesar de que no tengan sede en España ni licencia.

Tiusanen no oculta su sorpresa. "Es raro. El plazo se acaba esta semana y nos hemos enterado hace poco. Tenemos que presentar el modelo 763 de autoliquidación de impuestos sobre actividades de juego al Ministerio de Economía y Hacienda. Pero es lo que nos piden la Agencia Tributaria y los reguladores y lo vamos a cumplir".

A su juicio, todavía hay dudas sobre los requisitos técnicos a cumplir "y a los que tenemos que adaptar nuestra plataforma". Asimismo, postula por unos impuestos "razonables" en el sector del juego en España. "Ahora se paga del 7% al 25% de las ganancias netas, según el tipo de juego, es decir, si son apuestas, rifas, etcétera". En su opinión, los impuestos que abona el sector deberían bajar aún más para hacer el mercado competitivo.

Tiusanen alerta sobre el peligro de que empresas se vayan a otro sitio y sorteen, así, los impuestos en España. "Estas compañías estarían en condiciones de dar mejores premios al no pagar impuestos. Como es internet, podrían hacerlo. Esto es lo que ocurrió en EE UU, cuando prohibió el juego online". Respecto al entorno competitivo, Tiusanen piensa que pronto los grandes operadores crearán "marcas blancas".