Cierre de las Bolsas europeas

Hiperactiva Moody's

De nuevo presión sobre la deuda periférica tras la rebaja de la hiperactiva Moody's, la empresa de Warren Buffett, del rating de Grecia, y los rumores de que algunos parlamentos van a poner pegas a los planes de la semana pasada. Y además presión sobre las bolsas por la eterna discusión sobre el límite de la deuda en EE UU que no termina de resolverse. Todos damos por hecho que se resolverá pero algunos creen que todas estas tonterías que están haciendo los políticos terminarán con una rebaja de rating por falta de credibilidad en los planes de ajuste.

Total que todo sigue bastante revuelto.

Para ver un poco que está pasando hoy en mercado, basta fijarse en tres futuros, el del Dax, el del Eurostoxx y del Ibex.

Ya estamos adoptando la pose típica de cuando hay problemas con la deuda periférica.

Ya pasaron los tiempos en que iban los tres casi pegados. Ahora lo hacen algunos días, pero cuando hay problemas en deuda periférica, el futuro del dax siempre el menos afectado, el del Eurostoxx más afectado, pero siempre menos que el Ibex que es el que peor lo hace.

A la hora de escribir estas líneas el futuro del Ibex baja casi el doble que el del Eurostoxx, y el del Dax en positivo. Está bien claro que ,a pesar de todo lo que sucedió la semana pasada, el mercado no las tiene todas consigo ni mucho menos.

Es normal, porque Moody's, siempre hiperactiva. ha vuelto a disparar contra Grecia.

Baja su rating de Caa1 a Ca, tres escalones de golpe, y sólo un escalón por encima de la categoría de impago.

Según ellos el nuevo rescate es un precedente negativo para acreedores de otros países.

Aseguran que tras el programa de la UE y el comunicado, la probabilidad de un canje y por tanto de un impago sobre Grecia es casi del 100%.

Aún sigue siendo pronto para ver cómo se ha tomado de verdad el mercado, todo lo sucedido durante la semana pasada. De momento no está claro, parece más tranquilo, pero no del todo.

Por otro lado, también está influyendo mucho en la bajada la actitud de los políticos de EE UU. Los políticos son igual en todos lados, y aunque todos sabemos que al final llegarán a un acuerdo, de momento siguen jugando a la ruleta rusa, para alcanzarlo seguramente en el último minuto. El último día es el día 2 de agosto, y genera tensión el ver que lo están dilatando todo mucho.

Yo no creo que sean tan ceporros y temerarios de no llegar al acuerdo y provocar el default, por lo que me imagino cualquier día de esta semana o el fin de semana lo terminarán, me preocupa más ver si cesan por fin los ataques sobre la deuda periférica.

La situación técnica no está clara.

Si tomamos el futuro del eurostoxx y un gráfico diario, vemos que desde primeros de febrero se sigue una directriz bajista muy clara, que ahora mismo confluye casi en el mismo punto con la media de 200. Por tanto la zona de 2.850 es la gran resistencia. Mientras no la pase, no está claro nada. Si llega a su altura en los primeros compases se pueden intentar cortos de corto plazo, porque parece improbable que pase a la primera. Si finalmente fuera superado ese nivel serían una muy tranquilizadora señal. De momento está lejos.

El máximo del viernes está justo encima del retroceso de Fibonacci del 61,8% de todo el tramo de bajada rápido anterior desde el día 4 al 12 de julio. Por debajo primer soporte en 2.700.